¿Violencia o contención de daños?

Imágenes falsas, alteradas y de eventos sobredimensionados han circulado en redes sociales para criminalizar la protesta del 15 de septiembre. (Foto: tomada de Twitter)

Imágenes falsas, alteradas y de eventos sobredimensionados han circulado en redes sociales para criminalizar la protesta del 15 de septiembre. (Foto: tomada de Twitter)

En manejo de crisis y proyecciones de inteligencia hay un proceso que se denomina "contención de daños", el cual consiste en generar expresiones, análisis y presentaciones a grupos objetivos en busca de distraer la atención.

Crea estas acciones de manera orquestada pero las presenta de forma dispersa, para dar una falsa imagen de un sentir común.

Buscan bajarle la temperatura al hecho generador de la crisis, por eso se presentan de manera coordinada, pero no necesariamente al unísono, a diferentes audiencias calculadas, especialmente a los grandes actores y a públicos cautivos que previamente fueron adquiridos a cambio de "venderles" posibles  beneficios, miedos o expectativas (net centers).

Es más que evidente que en este momento de crisis de país y ante los monumentales errores del presidente y del Congreso, tengan que salir equipos multidisciplinarios a generar diversas acciones de control y contención de daños.

De hecho, en este tipo de crisis hay actores extremos que incluso pueden buscar acciones violentas de confrontación o incluso mártires, para contener el daño y sus consecuencias.

Que no nos extrañe, entonces, que salgan ciudadanos con un grado de razón relativa, ofendidos por el hecho de izar una bandera manchada con sangre, que no comparan el enojo de una ciudadanía ante un Legislativo que pretende dejar 400 delitos penales en la obscuridad e impunidad.

Mostrar videos de un grupo de ciudadanos empujando una barda enfrente de unos cuantos soldados y policías para ocupar un espacio cívico, pretendiendo catalogarlo como un hecho criminal, al extremo que el presidente de la república llame a perseguir criminalmente a los actores, es olvidarse de pedir la persecución criminal de los diputados que generaron el malestar de estos ciudadanos al excarcelar 400 artículos del Código Penal.

Publican críticas a funcionarios del sistema penal (Ministerio Público) por acudir a manifestar pacíficamente (en horario no laboral y en su calidad de ciudadanos), críticas que deben rechazarse porque ellos tienen una responsabilidad, una pasión y una carrera profesional en la lucha contra el crimen, y hoy ven cómo un puñado de legisladores irresponsables echan por la borda todas las investigaciones, pruebas y gestiones encabezadas a tener a los criminales en la cárcel.

Esto, porque los diputados pretenden auto defenderse de sus propios delitos electorales, comunes y criminales. Y el derecho y el dolor de las víctimas, ¿en dónde lo dejamos?

Hacen circular una carta del presidente Donald Trump felicitando al presidente Morales por nuestra Independencia, quizá para revestir al presidente Morales de un apoyo inexistente de la Presidencia de Estados Unidos, cuando todos sabemos perfectamente que esas cartas las imprime una computadora y se envían a todos los países sin excepción el día de su fiesta patria.

Esas y otras acciones están llevándose a cabo, y vendrán más, por lo que tenemos que tener la altura y la madurez para discernirlas y tomarlas tal y como son: propaganda organizada por un sector que se niega a generar transparencia, legitimidad e institucionalidad en Guatemala.

18 de septiembre de 2017, 20:09

cerrar