¡Se volvió loco! Un jugador se pelea con todos después de su expulsión

Muy pocos futbolistas aceptan una tarjeta roja. Usualmente reclama el jugador, todos sus compañeros, el cuerpo técnico etcétera. Y otra cosa es lo que hizo Souleymane Bamba, jugador del Cardiff City de la segunda división inglesa

Médico, árbitro, cuarto árbitro, compañeros y entrenador... nadie se salvó de la ira de Bamba. (Imagen: captura de pantalla)
Médico, árbitro, cuarto árbitro, compañeros y entrenador... nadie se salvó de la ira de Bamba. (Imagen: captura de pantalla)

El defensa marfileño perdió la cabeza después de que lo expulsaran contra el Ipswich Town y terminó gritándole y empujando a su propio entrenador. La situación fue bastante peculiar: Bamba se quedó en el suelo después de un choque con un rival, algo que no le importó demasiado al árbitro y dio la orden de continuar con el juego. 

El médico entró a ver si Bamba estaba bien, pero el jugador perdió los papeles de un momento a otro y empujó a su propio doctor para ir a pelearse con el árbitro. Entre sus compañeros y un rival lo detuvieron para que saliera del campo, ya expulsado. 

Sin embargo, Bamba todavía se fue furioso por el cuarto árbitro, aunque su entrenador lo interceptó. El marfileño le dijo de todo a su propio técnico y lo empujó antes de finalmente abandonar el campo. 

La Football Association (FA) es especialmente dura con este tipo de comportamientos, así que al defensa de 31 años le esperan de dos a cuatro partidos de sanción y una “jugosa” multa. 

  • MÁS FÚTBOL: 

11 de diciembre de 2016, 10:12

cerrar