"Ya no nos pertenece, pertenece a los siglos"

Discurso del Presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre el fallecido Nelson Mandela:

"En su juicio de 1964, Nelson Mandela concluyó su declaración desde el banquillo diciendo: "He luchado contra la dominación blanca y he peleado contra la dominación negra. He apreciado el ideal de una sociedad democrática y libre en la que todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal que espero vivir y lograr. Pero si es necesario, es un ideal por el cual estoy preparado para morir ".

Y Nelson Mandela vivió por ese ideal, y lo hizo real. Logró más de lo que podría esperarse de cualquier hombre. Hoy en día, se ha ido a casa. Y hemos perdido a uno de los seres humanos más influyentes, valientes, y profundamente buenos con que cualquiera de nosotros haya podido compartir tiempo en esta Tierra. Ya no nos pertenece, pertenece a los siglos.

A través de su dignidad fiera y voluntad inflexible para sacrificar su propia libertad por la libertad de los demás, Madiba transformó Sudáfrica y nos movió a todos nosotros. Su viaje de un preso a un presidente encarnó la promesa de que los seres humanos - y los países - pueden cambiar para mejor. Su compromiso de transferir el poder y reconciliarse con aquellos que lo encarcelaron estableció un ejemplo al que toda la humanidad debe aspirar, ya sea en la vida de las naciones o en nuestras propias vidas. Y el hecho de que él lo hizo todo con gracia y buen humor, y una capacidad para reconocer sus propias imperfecciones, sólo hace que el hombre sea mucho más notable. Como dijo una vez : "Yo no soy un santo, a menos que piensen que un santo es un pecador que persiste en el intento."

Yo soy uno de los incontables millones que se inspiraron en la vida de Nelson Mandela. Mi primera acción política, lo primero que he hecho involucrado en un asunto político o una política, fue una protesta contra el apartheid. Estudié sus palabras y sus escritos. El día en que fue liberado de la cárcel me dio una percepción de lo que los seres humanos pueden hacer cuando están guiados por sus esperanzas y no por sus miedos. Y al igual que muchos alrededor del mundo, no puedo imaginar totalmente mi propia vida sin el ejemplo de Nelson Mandela, y a lo largo de mi vida haré lo que pueda aprender de él.

Para Graça Machel y su familia, Michelle y yo extendemos nuestra más profunda simpatía y gratitud por compartir a este hombre extraordinario con nosotros. El trabajo de su vida significó largos días lejos de los que él más amaba. Y únicamente espero que el tiempo que pasaron con él en estas últimas semanas haya traído paz y consuelo a su familia.

Para el pueblo de Sudáfrica, tomamos la fuerza del ejemplo de renovación, la reconciliación, y la resistencia que hicieron real. Una Sudáfrica libre, en paz consigo misma, es un ejemplo para el mundo y es el legado de Madiba a la nación que amaba.

Probablemente no volvamos a ver a alguien de la talla de Nelson Mandela. Por lo que nos toca a nosotros con nuestros mejores esfuerzos poder replicar el ejemplo que puso: para tomar decisiones guiadas no por el odio, sino por el amor; de nunca desdeñar la diferencia que una persona puede hacer, para esforzarnos por un futuro por el que valga la pena su sacrificio.

Por ahora, hagamos una pausa y demos gracias por el hecho de que Nelson Mandela vivió; un hombre que tomó la historia en sus manos, e inclinó el arco moral del universo hacia la justicia. Que Dios bendiga su memoria y lo guarde en paz ".

05 de diciembre de 2013, 18:12

cerrar