• Voces +julio-serrano
Julio Serrano Echeverría

Julio Serrano Echeverría

Sígueme en

Julio Serrano Echeverría

¡Pérense, todavía no es Navidad!

¡Pérense, todavía no es Navidad!

Alguien muy atinadamente posteó la imagen de un árbol navideño en un centro comercial que empezaron a armar el 1 de noviembre. Al post le seguía el comentario “respeten el fi

Julio Serrano Echeverría

El soldado y esa relación disfuncional con el Ejército

El soldado y esa relación disfuncional con el Ejército

Conocí a Carlos en el bar de unos amigos. Carlos siempre estaba ahí: en la puerta, sonriente y ameno, con camisa blanca y pantalón y chumpa negros, con el escudo improvisado de

Julio Serrano Echeverría

El vago, el Vicepresidente Cabrera y el asesino en serie

El vago, el Vicepresidente Cabrera y el asesino en serie

Nunca supe cómo se llamaba. Solo lo miraba andar siempre ensimismado, con las manos en la bolsas, con la mirada fija a algo que tampoco sabemos qué era.La primera vez que lo vi t

Julio Serrano Echeverría

Estado actual de Guatemala, versión taxista

Estado actual de Guatemala, versión taxista

Los taxistas son uno de los principales indicadores de la opinión pública. Lo saben todo. Son un oráculo de consulta popular. Se ven los grandes presupuestos de las principales

Julio Serrano Echeverría

Carta a mi tía Helena, migrante en Rhode Island

Carta a mi tía Helena, migrante en Rhode Island

Tenía algún tiempo de no escribirte. Sabrás perdonar la distancia, pero no es indiferencia, es puro despiste. Pasa que a los guatemaltecos se nos olvida, en el día a día, que

Julio Serrano Echeverría

El fin del invierno y del sistema corrupto

El fin del invierno y del sistema corrupto

Está por acabarse la temporada de lluvia y la vida se transforma sustancialmente. Martínez Rivas, uno de los grandes poetas nicaragüenses –nacido en Guatemala- decía que en e

Julio Serrano Echeverría

Nuestros gobernantes y el marido agresor

Nuestros gobernantes y el marido agresor

Es una pandemia y es un infierno. Todos conocemos un caso reciente de violencia entre parejas. Todos hemos pasado por ahí y el dato es obsceno: la mayoría de los agresores son ho

Julio Serrano Echeverría

Joaquín Orellana: una partitura viva y un corazón inmenso

Joaquín Orellana: una partitura viva y un corazón inmenso

Eran casi las ocho de la noche. Nos disponíamos a ir a cenar con Ale cuando en un semáforo un anciano toca la ventana del carro desesperadamente. Y entender la desesperación en

  • 1
  • 2
  • 3
Cerrar