27/02/2021

  • Guate

Alex y Scrappy, la historia de fidelidad en tiempos de Covid-19

  • Por Fredy Hernández
07 de mayo de 2020, 20:05

Alex se levanta muy temprano todos los días, arregla su mochila, se da un baño y se viste antes de salir en busca del dinero que necesita para pagar su cuarto, su comida y la de su mejor amigo: Scrappy.

El joven y el perro son los más populares en el Paseo La Sexta, donde el joven deambula para tratar de vender todos los dulces a los transeúntes, pero desde que se han implementado medidas de distanciamiento física y la poca afluencia de personas, su situación ha empezado a ser complicada.

Pero esas cosas se olvidan por un momento cuando el perro empieza a jugar mientras espera que alguien le compre o le pueda dar una ayuda para la alimentación de ambos.

“Ahorita cuesta un poco porque la gente es quien lo ayuda a uno y no hay mucha, pero con la ayuda de Dios he ido saliendo. Aunque sí está un poco difícil, pero yo sé que se va a solucionar muy pronto y todos podremos salir adelante”, confiesa mientras analiza la problemática en la que se encuentra el país, que afecta a la clase trabajadora.

Antes, Alex y Scrappy se subían a un bus en la colonia El Amparo en la zona 7, pero desde hace varias semanas hacen ese recorrido a pie, pues las necesidades no saben de entrar en cuarentena y el hambre no se toma una pausa.

El perro es amigable y muy juguetón, su mirada derrite a a todo el mundo. (Foto: Wilder López/Soy502)
El perro es amigable y muy juguetón, su mirada derrite a a todo el mundo. (Foto: Wilder López/Soy502)

Amigo fiel

Alex conoció a Scrappy hace un año, cuando lo vio en el mercado de Amatitlán, ahí ambos cruzaron sus miradas y sabían que eran los indicados para hacerse los mejores amigos.

“Acaba de cumplir un año, pero ya lo conocen en las camionetas y mucha gente en la Sexta. Es muy amigable, le hacen cariño y él responde, es muy juguetón. Algunas personas le dan comida, le dan pan y él lo agradece”, explica mientras una jovencita pasa y juega por algunos segundos con la mascota.

 

 

Alex es otro de los vendedores ambulantes que no ha sido beneficiado con el apoyo del Gobierno, pero él no se quiere quedar cruzado de brazos. Todos los días sale a buscar cómo generar ingresos para cumplir con sus obligaciones.

Lamentablemente, tuvo que vender su celular, su estufa y el tambo de gas.

Si deseas apoyarlo, puedes encontrarlo sobre la Sexta Avenida de la zona 1 y lo identificarás al ver a Scrappy Doo, el nombre completo de su amorosa, fiel, juguetona y amable mascota.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar