*Causa ajena al COVID-19

  • Salud

Así debes cuidar a un familiar enfermo por Covid-19 en casa

  • Por Angélica Medinilla
17 de junio de 2020, 12:06
Estos consejos te ayudarán si tienes un familiar que no requiere hospitalización y deba recuperarse en tu hogar (Foto ilustrativa: Freepik)

Estos consejos te ayudarán si tienes un familiar que no requiere hospitalización y deba recuperarse en tu hogar (Foto ilustrativa: Freepik)

La Embajada de Estados Unidos en Guatemala compartió una guía con recomendaciones para cuidar a enfermos por Covid-19 en casa, elaborada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Estos consejos te ayudarán si tienes un familiar que no requiere hospitalización y deba recuperarse en tu hogar.

Signos de alarma

Debes estar atento a los signos de advertencia de emergencia del Covid-19. Si tu familiar presenta alguno, busca atención médica de emergencia:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto
  • Coloración azulada en los labios o el rostro 

Limita el contacto

El Covid-19 se propaga entre las personas en contacto cercano (a una distancia de hasta aproximadamente 6 pies), a través de las gotitas respiratorias que una persona produce al hablar, toser o estornudar.

  • Siempre que sea posible, evita tener contacto con personas de mayor riesgo
  • Si es posible, la persona enferma debe permanecer en una habitación separada y usar otro baño. Mantén una distancia de al menos 6 pies de la persona enferma.
  • Espacios compartidos: si debes compartir el espacio, procura que haya buena circulación de aire en el ambiente. Abre la ventana y enciende un ventilador (si es posible) para aumentar la circulación de aire. Mejorar la ventilación ayuda a eliminar las gotitas respiratorias del aire.
  • Evita recibir visitas. 
  • Manténgase alejados: la persona enferma debe comer en su propia habitación.
  • Lavar los platos y utensilios con guantes y agua caliente: usa guantes para manipular los platos, tazas/vasos o cubiertos utilizados por la persona que está enferma. Lávalos con jabón y agua caliente o en el lavavajillas.
  • Limpia tus manos después de quitarte los guantes o manipular artículos usados.
  • Evita compartir platos, vasos, cubiertos, toallas, ropa de cama o artículos electrónicos (como un teléfono celular) con la persona enferma.

TE PUEDE INTERESAR:

Tapabocas

  • La persona enferma debe usar un tapabocas cuando esté cerca de otras personas en el hogar y cuando sale. Incluso antes de ingresar al consultorio del médico.
  • El tapabocas ayuda a evitar que una persona enferma propague el virus a otras personas porque contiene las gotitas respiratorias.
  • No se deben colocar cubiertas de tela para la cara a niños pequeños menores de dos años, ni a personas con dificultad para respirar o que no estén en condiciones de quitarse la cubierta sin ayuda.

Cuidador

  • La persona encargada de cuidar al enfermo debe usar guantes al tocar o tener contacto con sangre, deposiciones o fluidos corporales como saliva, moco, vómito y orina. Debe dejar los guantes en un cesto de basura con bolsa y lavarse las manos de inmediato.
  • La persona encargada de los cuidados debería pedirle a la persona enferma que se coloque su tapabocas antes de ingresar a la habitación.
  • El cuidador también debería usar tapabocas mientras cuida a una persona enferma.
  • Para evitar enfermarse, recuerda poner en práctica las medidas preventivas cotidianas: limpiarse las manos a menudo, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos, y limpiar y desinfectar las superficies con frecuencia.

Brindar apoyo

  • Ayuda a la persona enferma a seguir las instrucciones de cuidado y medicamentos de su médico. En la mayoría de los casos, los síntomas duran pocos días y se sienten mejor después de una semana.
  • Procura que beba mucho líquido y descanse.
  • Ayúdala con las compras de comestibles, a surtir sus medicamentos y acceder a otros productos que puedan necesitar. Evalúa recurrir a un servicio de entrega a domicilio de los artículos siempre que sea posible.

LEE ADEMÁS:

Limpieza en casa

  • Limpia y desinfecta las superficies y artículos de "contacto frecuente" todos los días: esto incluye mesas, manijas de las puertas, interruptores de luz, manijas, escritorios, inodoros, grifos, lavados y artículos electrónicos.
  • Si el enfermo tiene una habitación y un baño separados: solo debe limpiar el área cuando está sucia. Esto ayuda a limitar el contacto con la persona enferma. Si se siente bien, el enfermo puede limpiar su propio espacio. Entrégale los artículos de limpieza personales como pañuelos desechables, toallas de papel, productos de limpieza y desinfectantes.
  • Si comparten el baño: la persona enferma debe limpiarlo y desinfectarlo después de cada uso. En caso de que no sea posible, usa un tapabocas y espera tanto como sea posible, luego de que la persona enferma haya usado el baño antes de ingresar a limpiar.

Lavado de ropa

  • No sacudas la ropa sucia.
  • Usa guantes desechables para manipularla.
  • Quítate los guantes y lávate las manos de inmediato.
  • Limpia y desinfecta los botes para ropa sucia. Lávate las manos al terminar.

NO DEJES DE LEER:

Basura

  • Usa un cesto de basura con bolsa.
  • Bota lo guantes desechables y otros artículos contaminados en la basura.
  • Usa guantes para retirar las bolsas de basura, y para manipular y desechar los residuos. Lávete las manos al terminar.
  • De ser posible, usa un bote de basura con bolsa exclusiva para los artículos de la persona enferma.

Revisa tus síntomas

  • Los cuidadores deben quedarse en casa y monitorear su salud para detectar síntomas del Covid-19 mientras cuidan a la persona enferma.
  • Deben seguir quedándose en casa luego de finalizar la atención. Los cuidadores pueden salir de su casa 14 días después de su último contacto cercano con el enfermo o 14 días después de que la persona enferma cumpla los criterios para finalizar el aislamiento en el hogar.
  • Los síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, pero también pueden presentarse otros síntomas. La dificultad para respirar es el signo de advertencia más grave de que puede necesitar atención médica.

*Con información de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (EE.UU.)

Comentar
cerrar