• Comunidad

Así fue el infierno de más de tres horas de tráfico en San Cristóbal

  • Por Gaby Girón
El tráfico empezó a las 4:00 de la tarde y se liberó a las 11:00 de la noche. (Foto: archivo)

El tráfico empezó a las 4:00 de la tarde y se liberó a las 11:00 de la noche. (Foto: archivo)

Terminó la jornada laboral y, al igual que todos, iba rumbo a casa, a ver a mi hija y a descansar un poco. Ya todos sabemos que en Guatemala siempre hay tráfico, pero conocemos nuestras rutas y horarios en donde “menos tránsito agarro”.

Pero ayer, 19 de julio, no fue un día normal. En una ruta donde me toma aproximadamente 45 minutos con tráfico, hice tres horas de cola. Al principio todo caminaba, lento, pero caminaba, hasta que llegó un punto donde no se movió más. Algunos sabían que había un accidente en la ruta Interamericana, otros empezaron a averiguar por medio de las redes sociales y así fueron pasando los minutos.

  • LEE MÁS SOBRE EL ACCIDENTE...

Al principio pasé diez minutos con el vehículo detenido en el mismo lugar, caminé y en el siguiente punto me quedé quince minutos sin moverme. Así llegó un momento en que no avancé más en media hora. Se fueron pasando las horas y junto con ellas mi paciencia. Empezaron las preguntas: "¿Qué pudo haber pasado para que la ciudad entera colapse de esta manera?, ¿a qué hora voy a llegar?, ¿me regreso o sigo en esta interminable cola?"

Era evidente que todos nos hacíamos las mismas preguntas porque las personas empezaron a bajar de los buses y caminar. Otras apagaron sus carros, se bajaron y caminaron cerca de sus vehículos. Platicaban con los conductores o pasajeros de al lado, hacían llamadas como avisando que definitivamente no llegarían a su destino. Algunas, incluso, empezaron a sacar comida y bebida para hacer un tipo de picnic en medio del tráfico detenido.

Algunas personas decidieron empezar a caminar luego de una hora y media en el tráfico. (Foto: Gaby Girón)
Algunas personas decidieron empezar a caminar luego de una hora y media en el tráfico. (Foto: Gaby Girón)

Dos horas y lo más que habíamos avanzado eran 500 metros. Decidimos no leer más noticias y empezar a tomar decisiones: "¿Sigo aquí a ver a que hora llego o regreso y me quedo en algún centro comercial o lugar para pasar el tiempo?" Algunos carros dieron la vuelta y quién sabe dónde se volvieron a quedar varados porque la ciudad entera había colapsado.

Junto con esta eterna espera, ocurrieron muchos choques y uno que otro carro que estaba llamando a su seguro, que nunca llegaría, porque debido a la cola, el cansancio y la desesperación, las personas colisionaban los otros vehículos. Los mismos ciudadanos que bajaron de sus carros y buses empezaron a funcionar como agente de tránsito para no tapar vías donde podía pasar alguno que otro auto y que fluyera un poco.

Busqué respuestas en Waze, pero este tampoco funcionaba, indicaba un tiempo de llegada imposible de creer. Indicaba, en medio del tráfico, que llegaría en 20 minutos. Sí, algo andaba muy mal

Waze daba un tiempo de 53 minutos cuando lo real fueron tres horas. (Foto: Waze)
Waze daba un tiempo de 53 minutos cuando lo real fueron tres horas. (Foto: Waze)

La gente se resignó. Después de tres horas en un verdadero infierno, llegué a mi destino, alrededor de las 8:00 de la noche. Otros llegaron a las 10:00, 11:00, incluso a la media noche, porque decidieron esperar a que pasara este irracional e inexplicable colapso de la ciudad.

Sin embargo, no fue solo el congestionamiento de anoche. Pasar tanto tiempo en la misma posición, la desesperación, el estrés generado, me dejó un tipo de "resaca de tráfico" que este viernes me pasa factura.

20 de julio de 2018, 10:07

Comentar
cerrar