CORONAVIRUS en Guatemala

  • Noticias

Desesperación y drama para rescatar a niño que cayó en un pozo

  • Por Soy502
14 de enero de 2019, 09:01
Las autoridades manejan varias opciones para tratar de llegar al niño, pero el tiempo se agota. (foto: Vanguardia)

Las autoridades manejan varias opciones para tratar de llegar al niño, pero el tiempo se agota. (foto: Vanguardia)

Los bomberos encontraron, con la ayuda de una cámara, el primer rastro de Yulen, el niño de dos años y medio que cayó al interior de un pozo en la sierra de Totalán, Málaga de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de brocal.

Se trata de la bolsa de golosinas que el menor llevaba en la mano cuando se precipitó en el agujero mientras paseaba por el campo con sus padres y también un vaso, según informó la subdelegada del Gobierno, María Gámez.

La cámara ha topado a casi 80 metros de profundidad con un tapón de tierra, una obturación del hoyo, posiblemente por un desprendimiento, bajo el cual los equipos de rescate temen que se encuentre el menor. La prioridad ahora, informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno, es rescatar al menor y se están valorando todas las alternativas.

Las autoridades manejar varias alternativas para tratar de llegar al menor y las cuales trabajan paralelamente en el lugar.

La primera opción es realizar un pozo paralelo, de la misma profundidad y un metro y medio de ancho, según explicó uno de los expertos que intervendrá en las labores, aunque para ello deben primero entubar el existente para impedir su derrumbe.

La segunda supone la excavación a cielo abierto de la ladera hasta llegar al lugar donde se cree que está el menor. Y la tercera es utilizar una maquinaria potente que permita extraer la tierra que se ha encontrado en la cavidad a 73 metros de profundidad.

“Si no creyéramos que puede seguir con vida, no estaríamos barajando todas estas opciones”, explicaron fuentes de la Guardia Civil.

Durante toda la noche, los equipos de rescate han trabajado para extraer la arena con unas pequeñas pipas, pero hasta el momento han podido sacar “muy poca y de manera muy lenta” y llegar solo a unos 30 centímetros de profundidad más. 

El niño cayó el fin de semana por accidente en el agujero, cuando paseaba con su familia en una finca propiedad de un tío del pequeño y situada en una zona conocida como Dolmen del Cerro de la Corona.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

*Con inforación de El País

Comentar
cerrar