• Mundo

Un niño de 10 años se atraviesa la cabeza con un pincho y sobrevive

  • Por Soy502
La operación efectuada al pequeño fue un éxito y los doctores aducen que se trató de un milagro. (Imagen: captura de pantalla)

La operación efectuada al pequeño fue un éxito y los doctores aducen que se trató de un milagro. (Imagen: captura de pantalla)

Xavier Cunningham, un pequeño de 10 años, sobrevivió milagrosamente a un grave accidente en donde un pincho metálico atravesó su rostro después de caer de una cabaña sostenida por plataforma de casi dos metros de altura.

Según lo dio a conocer Gabrielle Miller, madre del pequeño, su hijo fue atacado por un grupo de abejas y en su intento por evitar las picaduras, se cayó de la plataforma. El pincho estaba incrustado en la tierra.

  • LEE TAMBIÉN:

Ella escuchó gritar a su hijo y acudió a ver qué le pasaba. Al verlo con el pincho encajado en la cara, lo primero que cruzó por su cabeza fue que era una flecha que alguien le había lanzado con un arco. Miller relata que Xavier entró por sí mismo al vehículo en donde lo trasladó al hospital. Al llegar, él mismo abrió la puerta y salió.

 

 

Aunque la herida pudo ser mortal, el artefacto no afectó los ojos ni el cerebro del niño. Tampoco su médula espinal. Sin embargo, el peligro estaba en los vasos sanguíneos del cuello, según dijeron los médicos que lo atendieron en la Universidad de Kansas, a donde fue transferido desde el Hospital Infantil Mercy.

Kobi Ebersole, director de Neurocirugía Endovascular de la universidad supo desde el primer momento que la operación del pequeño iba a ser complicada.

Cuando me dijeron que el niño estaba alerta y hablando, supe que el pincho no le había afectado el cerebro, pero extraerlo iba a ser sumamente riesgoso
Kobi Ebersole
, director de Neurocirugía Endovascular de la Universidad de Kansas.

El pincho no era cilíndrico, como los tradicionales, tenía bordes cuadrados, lo cual añadía un peligro adicional. Las radiografías de Xavier mostraron que no había sangramiento interno, lo que hizo que los médicos decidieran esperar al día siguiente para reunir a un equipo de especialistas necesario para la cirugía. Cien personas trabajaron en la operación entre especialistas, cirujanos y cuerpo de enfermeros.

La radiografía mostró la peligrosidad de la herida causada por la pieza de madera. (Foto: Infobae)
La radiografía mostró la peligrosidad de la herida causada por la pieza de madera. (Foto: Infobae)

Sin embargo, la espera requería la cooperación del niño como difícilmente podría hacerlo incluso un adulto. Era necesario que no se moviera para que el pincho no afectara los vasos sanguíneos, lo que provocaría una hemorragia interna que lo complicaría todo.

  • ADEMÁS:

En la espera, el niño hablaba con su mamá y le preguntaba si se estaba muriendo. Ella le respondía que no y él le decía: "Quiero ver a Jesús, mamá, pero no ahora", según ella contó. Ahora, los médicos creen que su recuperación será completa, algo que no pueden atribuir a otra cosa que a un milagro.

*Con información de Infobae

13 de septiembre de 2018, 19:09

Comentar
cerrar