21/09/2020

  • Mundo

China experimenta con una nueva vacuna en forma de "spray" nasal

  • Con información de El País
12 de septiembre de 2020, 18:09
China trabaja en una vacuna contra el coronavirus en forma de spray. (Foto: Freepik)

China trabaja en una vacuna contra el coronavirus en forma de spray. (Foto: Freepik)

Una nueva vacuna china está por iniciar sus ensayos clínicos, pero se diferencia de las otras por su modo de administración: un spray nasal en lugar de una inyección.

En el proyecto trabajan las universidades de Hong Kong y la de Xiamen, junto a la farmacéutica Beijing Wantai. Las pruebas se realizarán en noviembre con un centenar de voluntarios.

Su fórmula se basa en virus atenuados de la gripe corriente dotados de segmentos genéticos de proteínas procedentes del SARS-CoV-2, de acuerdo con una publicación de Science and Technology Daily, publicación oficial del Ministerio chino de Ciencia y Tecnología.

 

Estudios previos en ratones y hámsteres muestran que la solución reduce de manera significativa el daño pulmonar provocado por el Covid-19.

Esta nueva vacuna es el décimo proyecto chino que alcanza la fase de ensayos clínicos. Todos se están realizando en el extranjero (en países como Argentina, Perú, Marruecos, Baréin o Emiratos Árabes Unidos), puesto que China no tiene suficientes personas infectadas para llevarlos a cabo

Además del spray nasal, las otras cuatro técnicas emplean compuestos inactivados, de vector viral, de ADN y de ARN mensajero. Las previsiones apuntan que la vacuna inactivada del Grupo Farmacéutico Nacional Chino (Sinopharm) será la primera en alcanzar la fase de comercialización. A mediados de agosto, el responsable del proyecto anunció que la vacuna estaría disponible “probablemente en diciembre”, a un precio estimado de 120 euros (alrededor de mil quetzales).

Otro proyecto avanzado es el de la Academia Militar de Ciencias Médicas y la empresa biotecnológica CanSino, que el mes pasado recibió la primera patente oficial.

Sin embargo, las autoridades chinas no han esperado que las vacunas concluyan sus ensayos clínicos para comenzar su aplicación. Hace dos semanas, China reconoció llevar más de un mes vacunando a “sus trabajadores civiles esenciales”. Se desconoce el número de personas inoculadas, así como el compuesto empleado.

Durante un encuentro virtual con la Organización Mundial de la Salud (OMS), celebrado en mayo, el líder, Xi Jinping, aseguró que la vacuna china sería “un bien público global” una vez que esté terminada, adelantando su voluntad de compartirla.

 

Comentar
cerrar