30/09/2020

  • Política

SIB no supervisará los créditos de ayuda del programa del Covid

  • Por Jessica Gramajo
09 de septiembre de 2020, 19:09
El Crédito Hipotecario Nacional informó que por confidencialidad no difundirá los listados los más de 6 mil beneficiarios de créditos de fondos del Estado para apoyar a empresas afectadas por la crisis del Covid-19. (Foto: Archivo/Soy502)

El Crédito Hipotecario Nacional informó que por confidencialidad no difundirá los listados los más de 6 mil beneficiarios de créditos de fondos del Estado para apoyar a empresas afectadas por la crisis del Covid-19. (Foto: Archivo/Soy502)

El Crédito Hipotecario Nacional (CHN) ha entregado durante los últimos cinco meses 6,820 créditos a emprendedores, profesionales, comerciantes individuales y empresas por 2,361 millones de quetzales de fondos provenientes de dos programas creados para apoyar al sector privado durante la emergencia del Covid-19.

Sin embargo, pese a que se trata de fondos públicos, la entidad bancaria negó compartir el listado de los beneficiarios de dichos préstamos rechazando la Ley de Acceso a la Información Pública y se amparó en la Ley de Bancos y Grupos Financieros para argumentar su decisión.

Por otro lado, la Superintendencia de Bancos (SIB), ente encargado de supervisar las actividades financieras del sistema bancario, informó que no fiscalizarán los fondos recibidos por el CHN y que será trabajo de la Contraloría General de Cuentas (CGC).

El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, analistas y exintegrantes de la Junta Monetaria, consideran que la información de los beneficiarios deben de ser públicos.

En esta nota encontrarás:

  • Fondo de Crédito y Fondo de Protección
  • Fondo de Crédito Capital de Trabajo
  • SIB no supervisará fondos
  • Rechazo de solicitud de información

Fondo de Crédito y Fondo de Protección

El Congreso de la República aprobó el pasado 24 de marzo el decreto 12-2020, en el cual incluyó una ampliación presupuestaria de 2,250 millones de quetzales. De estos, 250 millones estaban destinados para el Fondo de Protección de Capitales cuyo fin era otorgar créditos a comerciantes individuales, profesionales, empresas y cooperativas de ahorro y crédito.

El 20 de mayo, el CHN difundió los requisitos para acceder a los créditos y señaló que los emprendedores recibirían hasta Q30 mil, los profesionales hasta Q100 mil, los comerciantes hasta 160 mil, las empresas hasta Q2 millones y las cooperativas hasta Q5 millones. Tendrán un período de gracia de 12 meses y tres años para pagarlo.

Gustavo Adolfo Mancur, presidente del CHN, explicó en conferencia de prensa durante este martes 8 de septiembre que los Q250 millones se han ejecutado en un 100%. Aprobaron 478 créditos, de los cuales han desembolsado Q215 millones, y tienen pendientes de entregar 66 préstamos por un total de Q35 millones. "Se entregarán en las próximas dos semanas", dijo Mancur.

Este dinero se ha distribuido de la siguiente forma:

Créditos a empresas

  • Q252,689,200
  • 276 créditos
  • 92% del total

Comerciante individual 

  • Q9,425,800
  • 76 créditos
  • 4%

Profesionales

  • Q6,635,000
  • 82 créditos
  • 3%

Emprendedores 

  • Q1,250,000 
  • 44 créditos
  • 1%

El Fondo de Crédito para Capital de Trabajo

El Congreso aprobó el pasado 2 de abril el Decreto 13-2020, en este se incluyó una ampliación presupuestaria de Q11 mil millones y Q2,730 millones se destinaron para el Fondo de Crédito para Capital de Trabajo. De este dinero, el CHN ha recibido Q1,900 millones y están pendientes por entregarse Q830 millones.

De acuerdo con Mancur, este programa tiene por objetivo financiar el capital de trabajo con condiciones blandas (bajas tasas de interés, plazos largos y períodos de gracia) para mantener la capacidad productiva y garantizar la continuidad de las operaciones para comerciantes individuales, empresas y profesionales. Tendrán un período de gracia de 18 meses y hasta 8 años para pagar los préstamos.

Mynor Orlando Vargas, vicepresidente del CHN, explicó en conferencia de prensa que el monto máximo para entregar créditos es de Q250 mil y detalló que fue necesario crear cuentas de orden para trabajar y crear convenios con otras instituciones bancarias para dispersar el dinero.

Vargas informó que existen 7 convenios formalizados con instituciones bancarias y cooperativas de ahorro y crédito por Q1,950 millones, que representa el 71% del fondo total. "Aún quedan Q780 millones por dispersar", agregó.

Comerciante individual

  • Q682,803,737.12
  • 6,082 créditos
  • 91%

Empresas

  • Q60,044,900
  • 324 créditos
  • 9%

SIB no supervisará fondos

En mayo pasado, Soy502 solicitó por acceso a la información pública a la Superintendencia de Bancos (SIB) cómo ejercerá sus funciones de vigilancia e inspección sobre los fondos del Estado que el CHN recibiría para atender la emergencia por la pandemia del Covid-19.

La SIB respondió que el artículo 12 del mismo Decreto 13-2020 define que el ente "encargado de fiscalizar, en el ámbito de su competencia, la ejecución de estos recursos es la Contraloría General de Cuentas (CGC)".

Respuesta de la Superintendencia de Bancos
Respuesta de la Superintendencia de Bancos

"Ahora bien, en lo que concierte a la SIB, conforme lo estipulado en los artículos 133, último párrafo, de la Constitución Política de la República de Guatemala, 1 y 2 de la Ley de Supervisión Financiera, la misma es un órgano de la Banca Central, eminentemente técnico, que actúa bajo la dirección general de la Junta Monetaria y que goza de la independencia funcional necesaria para que ejercer (sic) las funciones de vigilancia e inspección de entidades financieras, con el objetivo de que las mismas cumplan con sus obligaciones legales y observen las disposiciones normativas aplicables en cuanto a liquidez, solvencia y solidez patrimonial, así como que evalúen los riesgos que asumen. De tal forma que la vigilancia e inspección que le corresponde ejercer a la SIB es respecto de entidades financieras y no de fondos públicos", se lee en la respuesta.

Debido a que el CHN administrará fondos especiales del Estado, añade la respuesta de la SIB, "la Junta Monetaria mediante la resolución JM-52-2020 modificó el "Manual de Instrucciones Contables para Entidades Sujetas a Vigilancia e Inspección de la Superintendencia de Bancos" para adicionar cuentas de orden y sus correspondientes descripciones, toda vez que tales recursos no constituyen fondos públicos de la referida entidad bancaria estatal. De manera que lo que le corresponde a la SIB, en el ámbito de su competencia, es realizar las verificaciones pertinentes en cuanto al manejo contable adecuado de tales cuentas a la luz de referido manual", concluye.

Mario García Lara, exintegrante de la Junta Monetaria, explicó que la función de la Superintendencia de Bancos es proteger la estabilidad financiera del sistema bancario y, en el caso de los créditos que está otorgando el CHN con fondos públicos, sus función es velar por que no generen ningún riesgo a esa entidad financiera.

Rechazo a solicitud de información

Soy502 realizó una solicitud de acceso a la información desde el 19 de agosto pasado para solicitar el listado de las empresas, entidades o personas individuales, que resultaron beneficiadas por dicho programa social financiado por el Estado.

(Foto: Jessica Gramajo/Soy502)
(Foto: Jessica Gramajo/Soy502)

El CHN respondió que "el listado de empresas, por confidencialidad, no podemos compartírselos. Sin embargo, podemos decir que se han beneficiado miles de personas individuales y empresas en diferentes sectores de la economía".

Soy502 insistió y exigió el listado de beneficiarios basando dicha petición la Ley de Acceso a la Información Pública y su respuesta fue: "Desconozco la Ley" y añadió que consultaría en el área legal y dará seguimiento. El martes 8 de septiembre se volvió a insistir y el personal del CHN respondió hacer el requerimiento de información a través de su página web.

Al respecto, García Lara indicó que si bien, legalmente el CHN puede ampararse en sus normas internas para no revelar el listado de los beneficiarios, en esta línea de créditos, moralmente sí debería de revelarlos al público.

"El CHN está en su derecho de no revelar los nombres de a quiénes les otorga créditos, como ningún banco lo hace... Ahora bien, como los créditos se están otorgando con fondos públicos, generados a través de los impuestos de los guatemaltecos, moralmente creo que el CHN sí debería de revelar, en esta línea de créditos, a quién le está dando, que montos y cuáles son los plazos", manifestó.

Información confidencial

Durante la conferencia de prensa de este martes 8 de septiembre, Mynor Orlando Vargas, vicepresidente del CHN, explicó que los créditos se convierten en información confidencial de acuerdo con el Artículo 62 de la Ley de Bancos y Grupos Financieros.

(Ley de Bancos y Grupos Financieros)
(Ley de Bancos y Grupos Financieros)

"Si bien es cierto, por mandato a través de los distintos acuerdos, también estos créditos se convierten en información confidencial, según el artículo 62 de la Ley de Bancos en donde establece la confidencialidad de la información. Al listado no se puede acceder ni por solicitud de información pública. Se considera información confidencial", comentó Vargas.

"Información debe ser pública"

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas aseguró a Soy502 que lo deseable es que la información sobre los programas sociales debería ser pública.

"En aras del principio de máxima transparencia, sería importante saber quiénes son los beneficiarios de los programas sociales para descartar que haya habido privilegios o clientelismo político, eso es lo deseable. Lo que se aspira es que haya la mayor transparencia en el manejo de los fondos públicos", comentó Rodas.

Lo mismo piensa Eddie Cux, director de Acción Ciudadana, quien indicó que hay principios constitucionales y legales de máxima publicidad para las entidades que manejan fondos públicos, como los créditos que se está otorgando el Gobierno a través del CHN.

"Genera duda que el CHN se preste a todas esas prácticas de opacidad que se habían dejado atrás, como el uso de fideicomisos, en el que se combinan dos figuras: El derecho privado y el de fondos públicos. Me parece que usar la Ley de Bancos, es la excusa adecuada para esconder los datos y la información acerca de los recursos del Estado. El listado de los beneficiarios de de ser público para que tengamos certeza y que se entreguen cuentas de en qué se están invirtiendo en las personas, de lo contrario podríamos hablar de riesgo de corrupción", señaló Cux.

  • NO DEJES DE LEER:

Agregó: "Pareciera que el Gobierno eligió justamente a esa entidad para entregar los créditos y me parece que lo hicieron de manera maliciosa para esconder los datos. No puede ser que no tengamos acceso a ellos, cuando la Ley de Acceso a la Información es clara y establece que las entidades privadas que manejen fondos públicos deben publicar qué han hecho con ellos".

Édgar Balsell, exintegrante de la Junta Monetaria, comentó que hay un proceso muy cerrado de fiscalización del público hacia los créditos y bancos del sistema que impiden estudiar quiénes son sus beneficiarios, pese a que hay organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Grupo Antilavado de Dinero que han pedido abrir más la información. 

"Se escudan usando la Ley de Bancos, pero es importante que la Superintendencia (de Bancos) tenga un esquema más abierto de información. En términos de fiscalización, los bancos deberían de rendir información a entidades como el Congreso, aunque al público y medios de comunicación tienen mecanismos de protección que limitan porque el sistema bancario guatemalteco es de alta secretividad y eso se usa de manera muy abusiva, necesitan más transparencia", manifestó Balsells.

Comentar
cerrar