• Voces

¿Cómo enamorar a los niños y los jóvenes de los libros?

  • Por Julio Serrano Echeverría
La sociedad actual tiene el reto de motivar la lectura en los niños y jóvenes. (Foto: Selene Mejía/Soy502)

La sociedad actual tiene el reto de motivar la lectura en los niños y jóvenes. (Foto: Selene Mejía/Soy502)

Leer expande nuestra sensibilidad, nos vuelve curiosos, analíticos, críticos de la realidad que vivimos, Leer nos permite generar empatía, hacer comunidad y tener buena casaca, vaya. Y hay que empezar diciendo que vivimos en el período más letrado de la historia de la humanidad. Jamás habíamos escrito y leído tanto como ahora.

He tenido la oportunidad de hablar con varios grupos de estudiantes sobre el libro y la lectura y siempre me quedó pensando en el amor que le tienen niñas y niños al libro. Si logran acceder a libros, muchas veces entran en un enamoramiento con el objeto, la historia, las ilustraciones. Sé de un niño hermoso que duerme con sus libros bajo la almohada, por ejemplo.

Con los adolescentes es distinto: su relación con la lectura está dada, sobretodo, por las pantallas de los teléfonos. Efectivamente ellos, como la mayoría de nosotros, nos la pasamos pegados a una pantalla. Entre la mensajería y las redes sociales podemos afirmar que leemos y escribimos todo el tiempo pero…

Los adolescentes tienen poco material creado para su mundo, la literatura juvenil es un reto gigante en nuestro entorno: cómo les hablamos, cómo trazamos puentes a ese momento de sus vidas.

Escritores, maestros, artistas, científicos, profesionales, medios de comunicación del país, ¿alguna vez nos hemos detenido a pensar cómo mostrarle nuestro mundo a un adolescente? Sí es complicado, edad dura y herramientas limitadas (de nuevo, hay poco contenido pensado para ellos). Sumado a un Estado ausente (já, como la paternidad guatemalteca), y a que la gran mayoría de los libros están nada más que en español para un país con 25 idiomas, y que se supone que 12,31% de la población es analfabeta –otro dato sin dato: ¡sin censo!

Los niños son naturalmente sensibles a un espíritu lector y los adolescentes son lectores exigentes en contenidos y plataformas, un reto grande desde donde lo veamos, porque es eso o una sociedad sin voz y con voto, como el gobierno que tenemos: improvisado y mediocre.

En Xela del 28 al 30 de junio habrá FILXela por si quieren hacer viaje familiar este finde,o en agosto, que es el Festival Internacional de poesía que durante 14 años ha acercado la literatura a miles de personas, sobretodo adolescentes estudiantes de 19 municipios en 7 departamentos.

En julio empieza la Filgua que el año pasado recibió más de 60 mil visitas de las cuales 21 mil fueron niños. Y si sumamos la permanente feria de libros usados de las distintas asociaciones de libreros pues hay que reconocer que algún esfuerzo por llevar el libro se está haciendo. Gracias por eso.

Más de Julio Serrano Echeverría:

25 de junio de 2018, 17:06

Comentar
cerrar