Aquí algunos pasos básicos: 
  • Revisa las acciones que haz realizado en tu compañía. Qué proyectos has ayudado a que salgan hacia adelante; qué iniciativas has tomado para mejorar procedimientos; cómo ha sido tu implicación; funciones añadidas que has asumido durante los últimos meses, etc.

  • Haz un análisis de mercado comparando los salarios de tu puesto de trabajo en empresas del mismo sector. Es importante que sea con empresas del mismo sector, ya que la banda salarial varía. Esto te permitirá tener más fuerza en tu argumento.

  • Haz un resumen de toda la información anterior para tener una guía y no quedarte en blanco ante tu jefe.
  • Decide la cantidad del aumento salarial que vas a pedir. En este punto vuelven a emerger las dudas de si pedir lo justo para asegurarnos la subida, o pedir algo de más para dejar margen por si hay que negociarlo.
En este caso, debes tener en cuenta que si solicitas un aumento de sueldo pequeño es muy probable que te lo den, pero en un tiempo no vas a poder volver a solicitar otro. Por otro lado, si pides en exceso puede ser contraproducente porque perderás credibilidad en tu argumento.
Solicita una cantidad con la que te sientas cómodo y consideres que es justa, teniendo en cuenta tus funciones, tu posición y tu desempeño. Ya tienes todo planteado y pensado, ahora toca pasar a la acción.

¿Cuando debo pedir el aumento salarial?

Busca un buen momento para hablar con tu responsable. Procura que sea cuando tu jefe no tenga prisas por otras reuniones.
Que sea un momento en que esté tranquilo y sepas que, en general, el buen humor acompaña la conversación.
Coméntale que deseas hacer una reunión porque quieres tratar varios temas, no le digas de entrada que es para solicitar un aumento de sueldo.
Cuando llegue el momento, relájate y actúa como siempre. Comenta brevemente cosas pendientes y después plantéale el aumento con tranquilidad y seguridad. Es normal que los buenos profesionales quieran ver recompensado su trabajo y tengan ambición por hacer crecer su carrera profesional.
Lo más probable es que no te dé una respuesta al momento. Tu responsable también tendrá que justificar este aumento a la Dirección de RRHH y/o a la Dirección General. Es una decisión que no puede tomar solo, de modo que ten paciencia y sé comprensivo, ya que la decisión se puede demorar algún tiempo.

¿Cómo debes actuar si te niegan el aumento de sueldo?

Antes de sacar conclusiones anticipadas, pide a tu jefe que te explique el motivo de la negativa, siempre es importante conocer el por qué.
Muestra una actitud sensata y razonable, y explícale que quieres saber en qué puedes mejorar como profesional para poder justificar una posterior solicitud de aumento de sueldo. 
Proponle un plan de acción con unos hitos a conseguir, de este modo cuando vuelvas a hacer la petición contarás objetivos cumplidos que te harán un mejor candidato al aumento.
Tómate este reto como una oportunidad de mejorar y dar aún más de ti mismo y, sobre todo, no te tomes la negativa a nivel personal.
Planifica y espera la siguiente oportunidad para solicitar la subida de sueldo, deja pasar un tiempo prudencial para demostrar la consecución de los objetivos marcados.
Es bueno que tu responsable y la compañía conozcan tu solicitud, que sepan que tienes motivaciones de crecimiento profesional y que quieres seguir creciendo en la organización. Esto indica tu grado de compromiso y expectativas en cuanto a tu puesto de trabajo.
Y, ante una respuesta negativa, no cambies tu actitud positiva, es importante que vean que sigues comprometido con la compañía.