*Causa ajena al COVID-19

  • Mundo

Covid-19: El mundo está contaminado con mascarillas y guantes

  • Por Erivan Campos
06 de mayo de 2020, 01:05
Los guantes y las mascarillas son focos activos de contaminación. (Foto uppers) 

Los guantes y las mascarillas son focos activos de contaminación. (Foto uppers) 

Antes de la pandemia, la humanidad tenía claro que el 90% de los plásticos de desecho eran contaminantes, casi indestructibles y un peligro para el planeta y la vida marina. Con el aumento de uso de mascarillas y guantes por la pandemia del coronavirus ese dato parece haberse olvidado.

La basura plástica de mascarillas y guantes se convierte en un problema ambiental en muchos países del mundo. Organizaciones ambientales denuncian la llegada de estos componentes al mar y a las playas.

Se multiplican en las calles

En las últimas semanas son más comunes las imágenes, en todo el mundo, de estos implementos de protección ante el Covid-19.

Muchos de estos guantes aparecen en las inmediaciones de los supermercados. Los clientes los usan mientras hacen la compra y cuando salen del establecimiento los tiran.

 

Su llegada al mar

Hace un mes, miembros de la organización conservacionista Oceans Asia descubrieron miles de mascarillas usadas en las playas del archipiélago de Soko, entre Hong Kong y Lantau. Las mascarillas y los artículos de un uso comparten la condición de estar fabricados con materiales que no son biodegradables, por lo que la preocupación por su impacto ambiental es grande.

Asociaciones mundiales como Greenpeace y Plastic Free ven con preocupación estos hechos y hacen un llamado a cuidar el planeta.

En algunas partes del mundo tirar este tipo de implementos a la vía pública, trae una multa de Q3mil aproximadamente.

 

¿Qué pasará con esta basura tras la pandemia?

Según Greenpeace, la cuarentena finalizará y la atmósfera estará más limpia, pero nuestros mares habrán empeorado. De seguir este ritmo se prevé que en 30 años la cantidad de basura marítima superará al número de criaturas oceánicas, con terribles consecuencias para la biodiversidad y por consiguiente para el ser humano, explica Tatiana Nuño, responsable de cambio climático en Greenpeace España.

Los expertos pronostican que cuando termine el confinamiento el planeta estará más contaminado. 

El problema ya existe en países como Estados Unidos, Canadá, Europa y comienza a observarse en Argentina.

 

Cuidar de los demás

Tarde o temprano alguien termina levantándolas del suelo, ya sea por error, o porque sea su trabajo. Y si contienen el nuevo coronavirus, éste podría multiplicarse fácilmente. Si bien no se puede saber con certeza cuánto tiempo esos materiales estuvieron en el suelo, quien lo toque se contaminará.

 

 

¿Dónde y cómo tirarlas?

Mascarillas, guantes, toallitas y cualquier otro residuo similar, deben colocarse dentro de una bolsa de plástico perfectamente cerrada, de ser posible, en doble bolsa para que los recolectores no puedan tocarlas ni por error o si se rompe una bolsa. En ningún caso se pueden depositar estos residuos en el inodoro o tirarlos en la calle.

INFÓRMATE:

  • ALGUNAS IDEAS PARA PASARLA EN FAMILIA:

Comentar
cerrar