03/08/2020

  • Salud

Descubren cómo destruir al Covid-19 antes de que dañe pulmones

  • Con información de Clarín
16 de julio de 2020, 17:07
Los investigadores creen que un medicamento podría reducir la capacidad del coronavirus para reproducirse (Foto ilustrativa: (GN Diario)

Los investigadores creen que un medicamento podría reducir la capacidad del coronavirus para reproducirse (Foto ilustrativa: (GN Diario)

Los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem y del Centro Médico Monte Sinai de Nueva York creen que podrían reducir la gravedad de Covid-19 usando fenofibrato (Tricor).

Según la investigación, este medicamento podría reducir la capacidad del coronavirus para reproducirse o incluso hacerlo desaparecer.

“Los virus son parásitos. No pueden replicarse a sí mismos. No pueden crear nuevos virus. Tienen que entrar en una célula humana y luego secuestrarla”, explicó Ya’acov Nahmias, uno de los investigadores, quien es profesor de la Universidad Hebrea.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Nahmias y el doctor Benjamin tenOever pasaron los últimos tres meses estudiando lo que el Covid-19 hace a las células pulmonares humanas. Así descubrieron que el coronavirus evita la quema rutinaria de carbohidratos, lo que resulta en la acumulación de grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares, una condición que el virus necesita para reproducirse.

“Al comprender cómo el SARS-CoV-2 controla nuestro metabolismo, podemos recuperar el control del virus y privarlo de los recursos que necesita para sobrevivir”, indicó Nahmias.

Los investigadores probaron el Tricor en estudios de laboratorio, este medicamento causó que las células comenzaran a quemar grasa. El resultado fue que el virus desapareció casi por completo en solo cinco días de tratamiento.

  • LEE ADEMÁS:

El experimento se realizó en Israel y en Nueva York, se replicó varias veces con diferentes muestras de pulmón. El equipo está avanzando en los estudios con animales en Nueva York y espera acelerar los estudios clínicos tanto en Israel como en los EE.UU.

Este trabajo está siendo financiado por el Consejo Europeo de Investigación, la Fundación Nikoh y la Fundación Sam y Rina Frankel.

*Con información de Clarín

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar