06/05/2021

  • Fútbol internacional

La dramática historia del entrenador que sustituirá a Mourinho

  • Con información de Infobae
20 de abril de 2021, 12:04
Ryan Mason chocó con la cabeza de Gary Cahill, lo que le dejó secuelas graves, obligándolo a retirarse del fútbol profesional. (Foto: Archivo/AFP)

Ryan Mason chocó con la cabeza de Gary Cahill, lo que le dejó secuelas graves, obligándolo a retirarse del fútbol profesional. (Foto: Archivo/AFP)

El exjugador inglés Ryan Mason será el sustituto de Jose Mourinho como entrenador interino del Tottenham, pero lejos de su experiencia como técnico, lo que ha llamado la atención de la prensa inglesa es la manera cómo terminó la carrera  de Mason dentro del terreno de juego.

Mason, de 29 años, se encargará temporalmente del cuadro de los Spurs, se retiró del fútbol tras chocar con la cabeza contra otro jugador, lo que le ocasionó una lesión de grandes magnitudes.

“Tengo 14 placas de metal en mi cráneo sujetadas por 28 tornillos y 45 grapas, pero puedo considerarme un tipo afortunado”, reconoció el exfutbolista en una entrevista a Four Four Two, tiempo después de aquel cruce que tuvo con Gary Cahill, en un duelo por la Premier League entre el Hull City y el Chelsea.

Todo se remonta al 22 de enero de 2017, cuando el mediocampista de 25 años en ese entonces, saltó a disputar una pelota dividida en el área del equipo visitante a los 15 minutos de juego. Tras el choque con Cahill, Mason cayó desplomado sobre el césped y el encuentro se detuvo en un recinto que quedó paralizado por el brutal encontronazo.

“Se debate entre la vida y la muerte”, titulaban algunos medios ingleses por aquellas fechas. Una semana más tarde, el centrocampista recibía el alta y le confesaba al Daily Mail que, “he vivido una montaña rusa, pero tengo suerte de estar vivo. Sentí como si una bomba hubiera estallado en mi cabeza", expresó.

La secuela física que le quedó de por vida fue una impactante cicatriz que va desde la frente a la oreja, pero la secuela mental fue la que más lo marcó: un año después tuvo que anunciar su retiro del fútbol profesional, con apenas 26 años y un futuro prometedor.

“Recuerdo todo con claridad. Al segundo siguiente del choque, toda la gente a mi alrededor tratando de ayudarme a recobrar mi postura o mi conciencia y eso por suerte ocurrió pero, bueno, luego fui notando el mal funcionamiento de algunas partes de mi cuerpo. Hice la rehabilitación, creí que podría volver, regresé a los entrenamientos, pero los médicos me han dicho que ya no es recomendable que compita en el máximo nivel”, narró.

La cicatriz que le dejó la lesión recorre su cráneo hasta debajo de la oreja.
La cicatriz que le dejó la lesión recorre su cráneo hasta debajo de la oreja.

Tras su retiro y después de un tiempo alejado de los terrenos de juego, Ryan Mason regresó al club que lo hizo debutar en 2008, y se dedicó a entrenar a las categorías juveniles (sub-19) de los Spurs, hasta ahora, que tendrá la posibilidad de dirigir el primer equipo, entre ellos a Harry Kane, con quien compartió las divisiones inferiores.

Hoy, con 29 años, y tras reemplazar a Jose Mourinho en el banquillo hasta final de temporada como entrenador interino, Ryan Mason es el técnico más joven de la historia de la Premier League. Nunca antes un entrenador había dirigido un equipo de primera con menos de 30 años.

Comentar
cerrar