22/06/2021

  • Política

Cámaras empresariales piden vetar la reforma a la Ley de Contrataciones aprobada por el Congreso

  • Por José Miguel Castañeda
12 de mayo de 2021, 15:05
Las cámaras empresariales consideran que la reforma representa un retroceso en materia de transparencia. (Foto: Congreso)

Las cámaras empresariales consideran que la reforma representa un retroceso en materia de transparencia. (Foto: Congreso)

Según el cambio aprobado, las compras de baja cuantía y las directas se podrán hacer hasta por 100 mil y 200 mil quetzales. Actualmente el monto máximo es de 90 mil quetzales. 

EN CONTEXTO: Ley de Contrataciones: Diputados permiten que compras directas puedan ser de hasta Q200 mil

Las cámaras de Comercio y del Agro le solicitaron al presidente Alejandro Giammattei que vete las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado, que los diputados aprobaron el 28 de abril.

A criterio de estas organizaciones empresariales, el Decreto 4-2021 "constituye un retroceso en materia de transparencia".

"La eventual entrada en vigor de este decreto contraviene las acciones y objetivos anunciados por el jefe del Organismo Ejecutivo para fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas y la mejora de la calidad del gasto público", señalan las cámaras en un comunicado conjunto.

Según el cambio aprobado, las compras de baja cuantía y las directas se podrán hacer hasta por 100 mil y 200 mil quetzales, respectivamente; a pesar de que ahora el monto máximo es de 90 mil quetzales. Ambas formas de adquisición se caracterizan porque no requieren licitación ni cotización.

Las compras que superen los 200 mil quetzales, pero no sobrepasen los 2 millones de quetzales, sí requerirán cotización y su aprobación quedará en manos del director o gerente general de la institución pública.

ley de contrataciones, diputados, alejandro giammattei

Cuando las compras o contrataciones sean mayores a los 2 millones de quetzales se deberá abrir una licitación que si deberá ser aprobada por la autoridad superior de cada institución, es decir ministros, alcaldes, secretarios o juntas directivas.

Actualmente, esta modificación está en poder del Organismo Ejecutivo para que Giammattei defina si entrará en vigencia o no.

Comentar
cerrar