30/09/2020

  • Seguridad y justicia

Exasistente de Sinibaldi obtiene beneficios como testigo del MP

  • Por Evelyn De León
02 de agosto de 2019, 16:08

La exasistente de Alejandro Sinibalidi, Aneliese Mercerdes Herrera Monterroso, ha sido sentenciada por su implicación en el caso "Construcción y Corrupción" y a la vez recibió los beneficios de ser colaboradora eficaz del Ministerio Público (MP). 

La jueza de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, también resolvió para el colaborador eficaz Carlos Francisco Goyzueta y Juan Arturo Jegerlehner Morales. 

Para Aneliese se decidió otorgarle el criterio de oportunidad por asociación ilícita. Se ordenó el pago de 25 mil quetzales a la Fundación Guatemalteca para Niños con Sordoceguera. La suma deberá ser depositada en un plazo de tres meses. 

Por lavado de dinero se le otorgó el procedimiento abreviado y se le impuso una condena de 3 años inconmutables, aunque se le suspendió la pena por lo que no ingresará a prisión.  También se le condenó al pago de una multa de 200 mil quetzales la cual si no paga en plazo de tres días se ordena prisión.  

Para los otros dos colaboradores

Para Juan Arturo Jegerlhener el criterio de oportunidad por asociación ilícita. Debe contribuir con 50 mil quetzales para la Asociación Para Todos Unidos por la Salud y 50 mil quetzales para la Asociación La Alianza. 

Por el delito de obstaculización a la acción penal la jueza Aifán dispuso que debe escribir un ensayo relacionado a la moral de los profesionales del derecho en el ejercicio de sus funciones. El ensayo se realizará bajo la tutela de la Procuraduría General de la Nación. 

Para Carlos Goyzueta por tenencia ilegal de municiones se le suspende la persecución penal y se repara el daño aportando al Ministerio de Educación 1,500 pupitres. 

Por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego bélicas se otorga el criterio de oportunidad y repara el daño contribuyendo con cuatro entidades benéficas. 

Por lavado de dinero la sentencia es de 3 años inconmutables, pero se le suspende la condena y se le ordena pagar una multa de 340 mil quetzales. La jueza ordenó que de no pagar la multa en plazo de tres días ingresará a prisión.

Comentar
cerrar