• Seguridad

Exfuncionarios enfrentarán proceso por estafa del Banco de Comercio

  • Por Soy502
Entre las personas que deberán enfrentar a la justicia por el caso figuran los extitulares de la IVE y de la SIB. (Foto: Marcia Zavala/Soy502)

Entre las personas que deberán enfrentar a la justicia por el caso figuran los extitulares de la IVE y de la SIB. (Foto: Marcia Zavala/Soy502)

Aunque fueron beneficiados con arresto domiciliario, catorce exfuncionarios de la Superintendencia de Bancos (SIB) y de la Intendencia de Verificación Especial (IVE) deberán enfrentar un proceso penal por la supuesta participación en el lavado de 288 millones de quetzales por medio del desaparecido Banco de Comercio. 

Entre los sindicados figuran Ricardo Guillermo Vélez, extitular de la IVE, y Douglas Borja Vielman, quien presidió la SIB, contra quienes el Juzgado de Mayor Riesgo A dictó auto de procesamiento por los delitos de lavado de dinero, incumplimiento de deberes y omisión de denuncia.

También deberán enfrentar a la justicia por incumplimiento de deberes y lavado de dinero los exsupervisores de ambas entidades Mario Roberto Ochoa, Juan Carlos García, Oscar Rubén Ortiz, Lorena Gregorio Chavarria, Miguel Francisco Barrientos, Efraín Gómez Samayoa, Luis Alfredo Turk Mejía y Eduardo Efraín Garrido. Los últimos tres fueron beneficiados con falta de mérito por intermediación financiera.

Asimismo, tras seis meses de investigación, Álvaro Joel Girón tendrá que presentarse ante un juez por lavado de dinero, mientras que Sergio Eduardo Pinzen, Giovanni Masaya Masaya y Samuel Alcántara Mirón por incumplimiento de deberes.

Sin prisión

Cabe destacar que la titular del Juzgado A, Claudette Domínguez resolvió otorgar a los catorce señalados medidas sustitutivas de arresto domiciliario tras el pago de una caución de 100 mil quetzales, exceptuando a Pinzen, Masaya y Alcántara, a quienes no se fijó un monto de fianza. 

Según la Fiscalía, los funcionarios, aprovecharon los cargos que ostentaban para modificar, ocultar y desviar información sobre las investigaciones que se realizaban en contra del Banco del Comercio y la Organización de Comercio.

  • LEE TAMBIÉN...

El Banco de Comercio ofrecía al público inversiones a través de pagarés financieros. No obstante, el dinero era depositado en una cuenta en Panamá a nombre de la entidad Organizadora del Comercio, mientras que a los clientes se les entregaba un documento denominado “certificado de custodia de inversiones en valores”, sin alguna validez. 

De esta forma el dinero era trasladado, mediante aportes a futuras capitalizaciones o adquisición de títulos de acciones a otras empresas vinculadas con el Banco, dejando sin respaldo los supuestos ahorros de los inversionistas, lo que concluyó con la quiebra de la entidad financiera.

  • PUEDE INTERESARTE...

13 de noviembre de 2017, 18:11

Comentar
cerrar