04/08/2020

  • Para Llorar

Fallece Rosa, mujer símbolo de la lucha contra la Covid en Italia

  • Con información de Courrier della Sera
16 de julio de 2020, 12:07
La pareja estuvo internada en un hospital, pero juntos lograron superar al Covid. (Foto: Freepik)

La pareja estuvo internada en un hospital, pero juntos lograron superar al Covid. (Foto: Freepik)

Rosa y Giorgio Franzini protagonizaron una tierna imagen en abril cuando la pandemia del coronavirus empezaba a hacer estragos en Italia. La pareja con más de 50 años de casados estuvo recluida en un hospital, pues ambos se contagiaron, pero pudieron vencer la enfermedad gracias al amor que se profesaban.

El encuentro en una sala de un hospital se difundió en las redes sociales y se convirtió en un símbolo de lucha contra la enfermedad que ha causado más de 35 mil víctimas mortales en Italia.

Sin embargo, este jueves se dio a conocer que Rosa Franzini falleció a consecuencia de otros padecimientos que la llevaron a estar hospitalizada en los últimos días, mientras su esposo esperaba volver a verla y abrazarla.

La historia

Giorgio había estado hospitalizado a mediados de marzo luego que una neumonía pusiera en riesgo su vida y se agravara por el Covid. Pocos días después, Rosa fue ingresada al mismo centro médico. Pero su cama estaba en otro departamento. Cuando la salud de Rosa mejoró, dos médicos decidieron dares una sorpresa. Con excusa los llevaron a la misma habitación, donde pudieron reunirse después de varias semanas.

Los hijos no le habían dicho nada a Giorgio, quien no paraba de preguntar por la salud de su esposa. “Nunca nos separamos”, repetía el hombre en los días de hospitalización.

La pareja se pudo reunir tras pasar varios días separados tras infectarse de coronavirus.
La pareja se pudo reunir tras pasar varios días separados tras infectarse de coronavirus.

“Cuando papá ingresó al hospital por esa grave neumonía, su preocupación no era estar allí, sino haber dejado sola a su esposa”, contó Edoardo al portal Corriere della Sera, hijo del matrimonio.

“No queríamos decirle que también habían hospitalizado a su esposa, para no preocuparlo. Pero luego lo entendió, y en ese momento comenzaron a pasar horas y horas hablando por teléfono de una habitación a otra”, expresó Edoardo.

Ambos superaron la enfermedad. Cuando regresaron a casa en el pequeño pueblo de Levata di Grontardo, provincia de Cremona, sus hijos y nietos organizaron una fiesta.

Pero en los últimos días Rosa fue internada otra vez. Giorgio seguía esperándola, siempre atento. Todas las noches preguntaba por ella, dormía mal, separado una vez más de la mujer con la que había pasado toda la vida.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar