28/09/2021

EE.UU.: George Floyd murió por "bajo nivel de oxígeno", afirma médico

  • Por AFP
08 de abril de 2021, 18:33
George Floyd murió bajo custodia de la policía. (Foto: archivo) 

George Floyd murió bajo custodia de la policía. (Foto: archivo) 

Un experto en Neumología afirmó durante el juicio por la muerte de George Floyd, que la víctima falleció por falta de oxígeno, y que la rodilla del policía, Derek Chauvin, estuvo en su cuello durante "más del 90% del tiempo" que estuvo esposado, boca abajo en la calle.

___

En contexto: Video muestra últimos momentos de vida de George Floyd

___

El neumólogo Martin Tobin dijo ante el jurado que sigue el proceso contra el exagente de la policía de Minneapolis, Derek Chauvin, acusado de asesinato y homicidio involuntario, que había visto "centenares de veces" los videos del arresto de Floyd, el 25 de mayo de 2020.

"Floyd murió de un bajo nivel de oxígeno", aseguró. "Esto causó daño a su cerebro", agregó, y arritmia -un latido irregular del corazón-, que hizo que su "corazón se parara", según contó Tobin, ante el jurado de nueve mujeres y cinco hombres, en este caso que ha causado gran expectación en el tribunal de Minneapolis.

Chauvin, de 45 años y de raza blanca, aparece en el video filmado por un testigo, arrodillado sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos, mientras que el afroestadounidense, de 46 años, estaba esposado y se quejaba repetidamente de que no podía respirar.

El video del arresto de Floyd desató una oleada de protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial en Estados Unidos y otros países.

Según el neumólogo, la respiración de Floyd se debilitó porque estaba boca abajo en la calle, esposado y con Chauvin y otros agentes en su cuello y espalda.

Postura de la defensa

Eric Nelson, abogado defensor de Chauvin, sugirió en varias ocasiones durante el juicio que el peso corporal de Chauvin estaba en realidad en el hombro de Floyd y, en ocasiones en su espalda, pero no en su cuello.  

Por su parte, el doctor Tobin no concordó con esa teoría. 

"La rodilla del agente Chauvin está prácticamente en el cuello durante la gran mayoría del tiempo", valoró, "más del 90% del tiempo", dijo.

Estado de salud de Floyd no influyó

Martin Tobin, nacido en Irlanda, testificó como experto convocado por la Fiscalía. Afirmó que había testificado previamente en juicios por mala praxis médica, pero que este es el primer proceso criminal en el que interviene y que no le pagaron por ello. 

Los fiscales buscan probar que la muerte del afroestadounidense se debió a la asfixia, mientras que la defensa de Chauvin asegura que ocurrió como consecuencia del consumo de drogas ilegales y de los problemas previos de salud del fallecido.

Pero, Tobin desestimó las afirmaciones de la defensa de que esas condiciones anteriores contribuyeran a su muerte. 

"Una persona sana sometida a lo que Floyd estuvo sometido habría muerto como resultado de lo que fue sometido", aseguró. 

Tampoco fueron las drogas

En cuanto a las drogas, Tobin dijo que el fentanilo tiende a deprimir la respiración, pero la frecuencia respiratoria de Floyd parecía normal antes de desmayarse y morir.

La científica forense, Breahna Giles, testificó que tanto en el auto de la víctima como en el de la Policía, se encontraron pastillas que contenían metanfetamina y fentanilo, algunas de ellas con restos de saliva que correspondía con el ADN de Floyd.

William Smock, médico especializado en medicina forense, testificó que las imágenes de la muerte de Floyd mostraban que su voz se debilitaba a medida que se quedaba sin oxígeno. "Está hablando, no roncando", dijo Smock. 

"Él está diciendo 'por favor, quítate de encima. Quiero respirar. No puedo respirar'. Eso no es una sobredosis de fentanilo. Es alguien que pide respirar", agregó. 

El toxicólogo Daniel Isenschmid también dijo en la Corte que Floyd tenía niveles relativamente bajos de fentanilo en la sangre, desafiando los argumentos de la defensa acerca de una sobredosis.

Los agresores

Derek Chauvin, que se declaró no culpable, podría enfrentar hasta 40 años de prisión en caso de ser condenado por la acusación más grave, la de asesinato en segundo grado.

Con 19 años de antigüedad en el Departamento de Policía de Minneapolis, el ahora exagente, fue expulsado del organismo tras la muerte de Floyd.

Otros tres exagentes implicados serán juzgados por separado, durante el año. 

El diario La Vanguardia publicó en YouTube imágenes del momento del arresto: 

 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar