26/09/2020

  • Hogar

Los siete hábitos de la pandemia que llegaron para quedarse

  • Con información de Infobae
14 de junio de 2020, 14:06
Desde la distancia social, hasta el uso del tapabocas. Todo cambiará a partir del nuevo coronavirus. (Foto: Pixabay)

Desde la distancia social, hasta el uso del tapabocas. Todo cambiará a partir del nuevo coronavirus. (Foto: Pixabay)

La llegada de la pandemia ha dejado en claro que nada volverá a ser como antes. Muchas personas, alrededor del mundo, cambiaron sus hábitos y costumbres para protegerse del nuevo coronavirus.

Esta adaptación formará parte de la que muchos llaman "la nueva normalidad", pues expertos en ciencia y salud aseguran que la mayoría de estos hábitos permanecerán por un largo tiempo y serán parte de este nuevo estilo de vida.

1. Distanciamiento social: esa reducción del contacto físico para frenar la propagación del Covid-19 seguirá siendo vital para ayudar a la contención. Es y será una obligación cívica que habla de solidaridad y respeto hacia los demás.

Según Tomás Orduña, médico infectólogo, el distanciamiento significa volverse un poco más ermitaño y que todas las actividades se desarrollen preferentemente dentro de las casas. El contacto entre personas será mínimo.

via GIPHY

2. Lavado de manos: como si se tratara de una cadena de contagio. Cuando una persona tose, deja en la superficie restos de ello. Luego viene otra persona, toca la superficie y se lleva las manos a los ojos. Esto suele ocurrir en todos los ambientes, por ello el lavado de manos seguirá siendo una clave para evitar enfermedades.

via GIPHY

3. Protocolos para ingresar al hogar: la pandemia obligó a las personas a realizar un protocolo al momento de ingresar a casa. Para ayudar a reducir el riesgo de contagio, tanto la OMS como el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), sugieren el uso de productos desinfectantes domésticos. Lo ideal es cambiarse de ropa y lavarla de inmediato, rociar los zapatos con alcohol, desinfectar cada accesorio y darse un baño. 

4. Desinfectar los alimentos: sanitizar todos los alimentos ayuda a eliminar virus y bacterias, además de la suciedad y los químicos que están en los alimentos. 

5. El uso del tapabocas: antes de la llegada del nuevo coronavirus, portar una mascarilla era "raro", pero ahora es parte de la cotidianidad y lo seguirá siendo. Para garantizar su efectividad, es importante que el material de la mascarilla actúe como barrera para que las gotitas de tos o estornudo no traspasen la tela. Además, debe ir bien ajustado contra el puente nasal y el costado de la cara.

via GIPHY

6. El trabajo en casa: muchos trabajadores tuvieron que adaptar sus empleos para poder realizarlo de manera remota. Sin embargo, lo que parecía tener connotaciones negativas, para muchas organizaciones empezó el comienzo de una nueva era, la del teletrabajo. Para que sea una experiencia positiva, el ambiente debe ser el adecuado para evitar distracciones; es decir, buscar un espacio cómodo y silencioso para concentrarse.

via GIPHY

7. No a los espacios compartidos: uno de los mayores cambios será que los trabajadores ocupen lugares en diagonal a sus compañeros, en vez de estar directamente enfrentados. Otra manera es colocar los escritorios con separadores que busquen evitar el contagio entre ellos, como los viejos cubículos.

  • LEE TAMBIÉN: 

* Con información de Infobae

Comentar
cerrar