• Mundo

La historia de Tomek: el vagabundo tatuado en la frente por 100 euros

  • Por Soy502
06 de agosto de 2018, 17:08
Tomek se fue de su país huyendo de una infidelidad. (Foto: El Mundo)

Tomek se fue de su país huyendo de una infidelidad. (Foto: El Mundo)

Tomek es un joven polaco que se hizo conocido en las redes sociales porque un grupo de turistas ingleses hizo que se tatuara un nombre en la frente a cambio de 100 euros.  

El sueño de este hombre siempre fue visitar España. De hecho, el país ibérico pudo ser el destino de su luna de miel si tres años atrás no hubiese descubierto que su prometida le era infiel.

Luego del fracaso amoroso, Tomek dejó su trabajo en la cocina de un hotel de cuatro estrellas de Polonia y abandonó su país. "¿Qué más podía hacer? Fue una bofetada en toda la cara", recuerda el polaco.

  • MIRA AQUÍ:

No hablaba desde hacía años con su único hermano y su madre había muerto alcoholizada, una enfermedad de la que él también está intentando escapar y que lo ha arrastrado a dormir y a vivir en la calle durante este tiempo. Tomek tenía claro que su destino final sería España, por lo que caminó los 2,700 kilómetros desde su país hasta Barcelona.

El polaco estuvo varias ciudades de España, pero escuchó maravillas de Benidorm, así que se mudó y se quedó allí más tiempo del que en principio esperaba.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Tomek se convirtió en un visitante habitual de la calle Girona, donde, una noche de mayo recién pasado, se cruzó con un grupo de ingleses que celebraba una despedida de soltero en la terraza de un hotel.

Uno de los turistas convenció al hombre para que se tatuara en la frente "Jamie Blake, North Shields NE2", supuestamente el nombre y la dirección del novio al que estaban dedicando la fiesta.

  • ADEMÁS:

Aunque el vagabundo estaba ebrio, recuerda que la cantidad le pareció una fortuna. "Cuando vives en la calle, tienes hambre y necesitas beber, una cantidad así de dinero es como ganar la lotería", asegura.

"Cuando ya no pude más, porque la zona donde me estaban tatuando era solo piel y hueso, me miró y simplemente me dijo: 'Vete'", recuerda.

Tomek se fue de Benidorm y, aunque fue difícil encontrarlo nuevamente, ha recibido atención médica y ahora él cree que puede tener una segunda oportunidad luego de este incidente.

*Con información de El Mundo

Comentar
cerrar