25/10/2020

  • Para Sorprenderte

Hombre demanda al amante de su esposa y gana $750mil

  • Por Soy502
04 de octubre de 2019, 10:10
No creerás cual fue su motivo, no fue el dinero, pero ganó mucho con el proceso. (Fotomontaje Erivan Campos)

No creerás cual fue su motivo, no fue el dinero, pero ganó mucho con el proceso. (Fotomontaje Erivan Campos)

Un hombre de Carolina del Norte demandó al amante de su esposa, porque consideró que dañó la “santidad de su matrimonio”, el cual terminó en divorcio. Ganó el caso y ganó $750,000 dólares por los daños que se le ocasionaron.

Kevin Howard basó su caso en las “Leyes de Alienación de Efecto”, mejor conocidas como “Leyes contra destructores de hogares” porque precisamente ayudan en estos casos. Estas normas permiten al cónyuge engañado demandar a una persona por interferir deliberadamente con la relación matrimonial. 

La persona que es demandada suele ser el amante de la pareja del demandante.

 El caso se volvió todo un referente en el Estado:

 

En el caso de Howard, él había estado casado con su esposa durante 12 años, pero en un momento ella decidió solicitarle el divorcio. Ante esto, Howard le propuso que asistieran a terapia de pareja, pero al mismo tiempo presintió que algo andaba mal. Así que contrató a un investigador privado quien descubrió que la mujer lo estaba engañando.

“(El amante) era un colega suyo (de la esposa) del trabajo. Cenó con nosotros varias veces, pasamos tiempo juntos, pensé que era un amigo”, comentó Howard.

Su motivo

Aunque va a recibir una buenísima cantidad de dinero, Howard dice que no demandó por tener ganancias, sino porque cree en la santidad del matrimonio.

“Creo en la santidad del matrimonio. Otras familias deberían ver cuáles son las consecuencias no solo de romper el voto a cualquier religión a la que se suscriban, sino también de sus responsabilidades legales”, añadió. 

Para que una persona tenga la oportunidad de ganar una demanda, debería ser capaz de demostrar que ella y su pareja eran felices antes de que el amante se interpusiera entre ellos. Es decir que debe comprobar que el tercero en discordia fue el causante de que el matrimonio se terminara.

Con información de La Opinón

Comentar
cerrar