09/08/2020

  • Guate

María y Vilma: “Algunas personas nos insultan por pedir ayuda”

  • Por Fredy Hernández
21 de mayo de 2020, 08:05

En las últimas semanas, en las calles y avenidas de la ciudad de Guatemala se ha notado un incremento de personas que salen con bandera blanca en mano para pedir ayuda debido a la falta de trabajo y la crisis económica provocada por el coronavirus en el país.

María y Vilma son dos hermanas que desde hace algunos días salieron a pedir ayuda a los automovilistas que se desplazaban por la calzada Roosevelt, una de las más transitadas en la capital.

El esposo de María trabajaba como guardia de seguridad, pero desde que iniciaron las medidas para evitar la enfermedad en el país, muchas empresas tuvieron que cerrar y despedir a su personal, al no poder contar con la solvencia para soportar los días sin actividad y productividad.

“Nosotros salimos la semana pasada a pedir ayuda porque mi esposo se quedó sin trabajo. Él ha buscado, pero no ha encontrado y por eso decidimos salir con la bandera blanca, tenemos que pagar el alquiler donde vivimos”, cuenta la mujer de origen q'eqchi.

Las mujeres deben salir con sus hijos para no dejarlos descuidados mientras sus padres también buscan algo que llevar a casa. (Foto: Wilder López/Soy502)
Las mujeres deben salir con sus hijos para no dejarlos descuidados mientras sus padres también buscan algo que llevar a casa. (Foto: Wilder López/Soy502)

Ella y su hermana salen con sus hijos para tenerlos vigilados, pero saben que no es lo correcto, principalmente porque hay personas que las han insultado por salir a pedir ayuda a la vía pública.

Hay gente que nos maltrata, nos dice que somos perezosas, pero eso no es cierto. Ellos no saben la necesidad que nosotros estamos pasando. A mí no me gusta que mis hijos escuchen eso, algunas veces nos da mucha tristeza por lo que decidimos irnos a casa para evitar que nos insulten”, expresa María.

La mujer explica que tiene que darles de comer a sus hijos, pues ellos no comprenden la situación, pero más que ayuda, ella y su esposo requieren un trabajo para que su hogar vuelva a tener una estabilidad económica.

 

 

La renta

Pero no todo es gris, también hay personas de buen corazón que se han acercado y les han dado víveres y un poco de dinero, el cual lo han ido recolectando y así han podido pagar ajustadamente la cuota de Q400 de alquiler.

María y Vilma agradecen cada aporte que la gente les ha brindado para darles de comer a sus hijos y esperan que un día el país se estabilice para que ellas y todos los guatemaltecos salgan a ganarse un salario con el sudor de su frente.

Si deseas apoyar a estas amas de casa, puedes encontrarlas en un estacionamiento público a pocos metros del auto hotel Omni, sobre la calzada Roosevelt en dirección al occidente.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar