• Voces

Marte estará más cerca en julio 2018

  • Por Edgar Castro Bathen
El planeta Marte estará más cerca de la Tierra en julio 2018. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

El planeta Marte estará más cerca de la Tierra en julio 2018. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Marte es el planeta de los enigmas. Desde hace siglos ha capturado la atención de la humanidad por su color rojizo que llama la atención en el cielo nocturno. Los antiguos romanos lo bautizaron con el nombre del dios de la guerra. El planeta no tiene descubridor, pues nadie sabe quién lo vio por primera vez. Solo se sabe que era muy bien observado y vigilado por caldeos, griegos, romanos y egipcios.

Los dibujos del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli. (Cortesía Edgar Castro Bathen)
Los dibujos del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli. (Cortesía Edgar Castro Bathen)

La historia moderna de de Marte empieza en el siglo XIX, con Giovanni Schiaparelli, el astrónomo italiano que trabajaba como director del observatorio de Brera, en Milán. Schiaparelli era un profesional detallista y minucioso. Había catalogado más de once mil estrellas dobles y también descubierto un asteroide.  Cuando sucedió la oposición de Marte del año 1877,  dedicó toda su atención a observarlo. Schiaparelli reportó una densa red de estructuras lineales en la superficie del planeta, que llamó “canales”, pero ojo, debe tomarse en cuenta que la óptica de los telescopios de esa época todavía tenía ciertas deficiencias.

Schiaparelli dibujó mapas detallados de la superficie que se publicaron con sus observaciones, pero al traducirlas al inglés, la palabra “canallli” se tradujo como “canals” en vez de “channels” y se interpretó que eran estructuras artificiales. Sobre esto se crearon historias que decían que en Marte vivía una civilización que había canalizado el planeta para acarrear agua desde los polos a las regiones ecuatoriales. Lejos estaban de saber que la presión barométrica de Marte es de 6 milibares, lo cual no permite la presencia de agua en estado líquido pues se evapora inmediatamente. Esto se supo un siglo después, con las naves espaciales “Mariner” que enviaron información detallada de las condiciones físicas del planeta. 

Estas son las fotografías de la superficie de Marte que ha tomado la NASA. (Foto: NASA)
Estas son las fotografías de la superficie de Marte que ha tomado la NASA. (Foto: NASA)

Hoy se sabe mucho sobre Marte, pero también se mantienen incógnitas abiertas.  Entre las cosas importantes que se saben están las siguientes:

1. Marte tuvo agua (en estado líquido) en grandes cantidades. Había lagos y mares que ya no existen.  Es inevitable preguntarse “si hubo agua, ¿hubo vida?”.  Hasta la fecha no se han encontrado señales de vida, pero sí alentadoras moléculas de materia orgánica y extrañas emisiones de metano, que son estacionales y que podrían tener un origen biológico. Dije "podrían tener". No es seguro.

2. El suelo está cubierto por un polvo rojizo que le da esa coloración al planeta. Ese polvo no es otra cosa que óxido de hierro. Las innumerables fotografías que han enviado los robots Spirit, Oportunity y Curiosity nos dan una idea de diferentes tipos de terreno. Rocas picudas y de origen volcánico en unas partes y en otros lados, rocas suaves y moldeadas que seguramente son fondos de lagos, donde el agua las torneó con el transcurso de millones de años.

3. Su atmósfera es irrespirable para nosotros. Contiene en su mayoría dióxido de carbono y apenas unas trazas de oxígeno, lo cual obligará a los futuros astronautas que caminen en Marte a llevar siempre un sistema artificial de respiración y a vivir bajo lugares con atmósfera artificial. 

4. Marte tuvo volcanes activos y hoy están apagados, tiene el récord del volcán más grande del sistema solar, el Monte Olimpo, de 23 kilómetros de altura. Imagínense ustedes ¡ese coloso haciendo erupción! 

5. En su parte interna ya no hay movimiento, pues no tiene placas tectónicas como la Tierra. Tampoco tiene campo magnético y su atmósfera es mucho más tenue que la de la Tierra. No filtra los rayos ultravioleta y cualquier cosa viva que circule por allí sería víctima de una radiación ultravioleta excesiva. Por eso no hay ratas en la superficie de Marte, ni monos, ni tampoco camina el Yeti por allí, ya que moriría en poco tiempo.

El terreno en Marte no es uniforme. (Foto: NASA)
El terreno en Marte no es uniforme. (Foto: NASA)

Pero siempre hay preguntas, como estas:

1. Está bien. No hay vida en la superficie, pero ¿podría haber vida bajo por debajo? ¿Te atreverías a descartar que hay algo vivo en túneles, cuevas subterráneas o redes de tubos erosionados por el hielo marciano?  Respuesta: No. No descarto y ningún científico descarta la posibilidad de encontrar bacterias, musgos, líquenes o un gusano aplanado bajo la superficie marciana. Sí descarto encontrar marcianos y marcianas, naves espaciales y tampoco está Elvis allí.

2. ¿Por qué cambia de color el planeta? Respuesta: esa es una vieja pregunta y la respuesta se supo hasta 1971, cuando la Mariner 9 llegó a Marte y había una super-mega-tormenta de polvo, justo como la que se ha observado ahora en Junio 2018.  En Marte se desatan gigantescas tormentas de polvo, que cubren extensiones del tamaño de Estados Unidos y Europa juntos y duran semanas o hasta meses. Por eso cambian de color algunas regiones, pero no es por vegetación, ni por enjambres de chapulines, ni langostas como pensó en algún momento algún genio de la ciencia ficción.

3. Fósiles. Si no hay vida actualmente, ¿no deberían haber encontrado por lo menos fósiles ya? Respuesta: los robots (rovers) han explorado sólo una ínfima parte de la superficie marciana y es muy precipitado decir que no hay fósiles. Cuando se explore más el planeta tendremos la respuesta.

El calendario de Marte en 2018. Hay que buscarlo en Julio. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
El calendario de Marte en 2018. Hay que buscarlo en Julio. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Acercamiento de Marte: 

Marte tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 31 de Julio de 2018, se podrá observar por las noches desde Julio hasta finales de agosto, si el cielo y las nubes lo permiten.  Mi recomendación es no esperar hasta el 31 de julio sino empezar a buscarlo antes. Busquen en el Este, como un punto rojo brillante que no titila. Les deseo cielos despejados.

28 de junio de 2018, 12:06

Comentar
cerrar