22/10/2020

  • Mundo

Médicos recomiendan guardar dientes de leche: “son una mina”

  • Por Soy502
30 de agosto de 2019, 08:08
Las primeras 48 horas después de que el diente está fuera de la boca son críticas. El diente debe enviarse al laboratorio. (Foto: paternidad)

Las primeras 48 horas después de que el diente está fuera de la boca son críticas. El diente debe enviarse al laboratorio. (Foto: paternidad)

Investigadores estadounidenses han publicado un estudio en el que se concluye que los dientes de leche contienen células madre en mejor estado y, por lo tanto, pueden ser eficaces de cara a futuras terapias regenerativas.

El último grito de los avances tecnológicos era que los dentistas creaban dientes nuevos a partir de células madres. Ibiza celebraba el descubrimiento y el negocio mejoraba.

Eso quedó en el pasado porque ahora se ha descubierto las ventajas de guardar los dientes de leche, por su alto contenido de células madre y su beneficio incalculable.

Algunos lo traducen al dinero que puedan ganar por venderlos, otros a las posibilidades de salvar vidas.

Al respecto, el Centro Nacional para la Biotecnología de Estados Unidos, revela que los dientes podrían ayudar a regenerar células de otras partes del cuerpo, así que también serían útiles contra los tejidos dañados del organismo.

Ubicación de células madre. (foto:odontociencia)
Ubicación de células madre. (foto:odontociencia)

Dientes de leche

Llegan a contener hasta 100 millones de células madre, con las que se podrían reconstruir tejidos y órganos dañados y ya hay bancos de dientes del 'ratoncito Pérez' en EEUU. Y sin riesgo de rechazo.

Bajo la publicidad de "Guarda un diente, salva una vida", en Estados Unidos han comenzado a proliferar los bancos de dientes de leche. Y desde allí se están extendiendo al resto del mundo.

En nuestro país, los odontólogos reconocen que esta es una práctica todavía "muy poco conocida". Entre la población no se sabe mucho al respecto.

Mientras, en países europeos como España, hay clínicas que ofrecen la conservación de pulpas dentales, la parte interior de las piezas donde se encuentran las células mágicas. "Esta es una apuesta de futuro", resume con cautela el doctor Antonio Montero, presidente del Colegio de Odontólogos de Madrid.

No se guardan en el ropero

El proceso de conservación de los dientes de leche sería similar al que se utiliza con los cordones umbilicales de los recién nacidos, con células madre cuyo uso podría ser efectivo en terapias contra enfermedades tan comunes como el cáncer, la diabetes o el infarto de miocardio.

Pero conservarlas no es barato. En Europa, los precios oscilan entre los 600 y los 2,500 euros anuales, y el interesado podrá disponer de sus células madre dentales durante 20 o 25 años.

Qué curan

Las células madres pueden ser extraídas de los dientes de leche de los niños (o de las cordales de los adultos), y sirven como tratamiento a algunas enfermedades cardíacas, así como también para:

  • Parkinson
  • Alzheimer
  • Diabetes
  • Parálisis por lesiones en la médula espinal
  • Reproducir hueso y cartílago, entre otros tejidos

via GIPHY

Con información de Eres mamá

Comentar
cerrar