• Mundo

Miles evacuados en Sudamérica por inundaciones

  • Por EFE

La cifra de desplazados en Uruguay a causa de las inundaciones que afectan a cuatro departamentos del país (Artigas, Paysandú, Río Negro y Salto) se elevó hasta 18,116 personas, informó hoy el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

El reporte del Sinae detalla que del total de personas que tuvieron que abandonar sus casas, 2,170 fueron evacuadas y 15,946 autoevacuadas, es decir, que no necesitaron ayuda oficial.

El vicesecretario de la Presidencia de Uruguay, Juan Andrés Roballo, anunció el lunes que el Gobierno prevé reunirse este martes con los intendentes de los departamentos afectados para analizar la situación y estudiar las ayudas que correspondan.

Las fuertes lluvias producidas recientemente provocaron la crecida del río Uruguay, especialmente de su afluente Cuareim, que baña la ciudad de Artigas (norte), y hasta el momento las inundaciones han provocado el fallecimiento de dos personas, según informó días atrás el director del Sinae, Fernando Traversa.

En este sentido, el Instituto Nacional de Meteorología de Uruguay decretó una alerta amarilla por "tormentas intensas y lluvias abundantes" en cinco departamentos de la mitad norte del país (Artigas, Salto, Paysandú, Rivera y Tacuarembó) en la que se advierte de un riesgo "meteorológico para actividades concretas".

Inundaciones en Paraguay y Argentina

El nuevo intendente de Asunción, Paraguay, Mario Ferreiro, abogó por la construcción de una franja costera como "solución de fondo" a las inundaciones del río Paraguay, que han desplazado de sus hogares a unas 100,000 personas y son "las más graves de los últimos 20 años", según recordó.

Ferreiro, quien asumió el cargo hace semana y media, hizo ese llamado durante una visita a la Chacarita, uno de los barrios más castigados por las crecidas del Paraguay, que llegó a la cota de los 7.86 metros, cuando las peores previsiones del Gobierno eran que alcanzara los 7.50 metros en Navidad.

En Argentina, todos los ojos están puestos en la ciudad de Concordia (Entre Ríos), que permanece parcialmente cubierta por el agua desde hace cuatro días, cuando el río Uruguay subió más de 10 metros en cuestión de horas y rozó los 16 metros, una marca que no se registraba desde 1959.

El ministro argentino de Interior, Rogelio Frigerio, informó hoy en una rueda de prensa que hay unos 20,000 evacuados en el noreste de Argentina, de los que la mitad se localizan en Concordia.

A diferencia de Paraguay, la subida de los ríos se ha frenado en Argentina y el pronóstico meteorológico favorable para los próximos días hace prever una progresiva retirada de las aguas en las seis provincias afectadas: Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Formosa y Misiones.



Aún así, Frigerio advirtió de que el estado de alerta en las áreas anegadas se mantendrá durante los primeros meses de 2016, al presentar el Sistema Federal de Emergencias (Sifem) que coordinará los fenómenos naturales que afecten a la población.

Las previsiones del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN) apuntan en esa dirección: se prevén lluvias por encima de lo normal hasta fines de enero en el sur de Brasil, norte de Argentina, Paraguay y Uruguay.

Las inundaciones que sufre esta región son parte de los efectos de este fenómeno climático cíclico, que golpea con una intensidad pocas veces vista desde 1950.

 

29 de diciembre de 2015, 11:12

Comentar
cerrar