03/10/2022

Pacientes han encontrado la muerte en clínicas estéticas de Tijuana

  • Con información de Univision
07 de julio de 2022, 17:20
En la zona fronteriza proliferan muchas clínicas, muchas con personas sin licencia para realizar este tipo de intervenciones. (Foto: Pixabay)

En la zona fronteriza proliferan muchas clínicas, muchas con personas sin licencia para realizar este tipo de intervenciones. (Foto: Pixabay)

Este tipo de sanatorios son muy populares en la frontera con Estados Unidos donde muchas personas acuden en busca de un retoque a un costo accesible.

EN CONTEXTO: Esposa de cónsul de Guatemala muere tras cirugía estética en México

La muerte de María José Chacón Herrera, esposa del cónsul de Denver, Henry Ortiz ha encendido de nuevo las alertas sobre el peligro que representan las clínicas estéticas de bajo costo en Tijuana, Baja California.

Aunque se desconoce a que tipo de intervención se sometió la esposa del diplomático, la situación ha generado que las autoridades hayan puesto atención de nuevo a esta situación.

Chacón Herrera fue intervenida el 22 de junio en el hospital Florence, aunque la cita era con el médico Juan Betancourt en el Hospital Jerusalem con quien había iniciado las conversaciones en 2021 para solicitar la cita.

La mujer fue dada de alta el 24 de junio, pero 10 días después la paciente tuvo complicaciones y pese a que fue trasladada a un hospital de la Cruz Roja en Tijuana, murió ya que su organismo se encontraba muy dañado.

 

 

Belleza riesgosa

El caso de Chacón ha vuelto a encender las alertas sobre la atención médica de menor costo que se brinda en Baja California y cuya oferta de salud es tan grande que no solo recibe pacientes de California, Arizona y Texas, sino de otros países.

esposa

Cada año miles de estadounidenses acuden a clínicas de Tijuana mayormente por liposucciones, aumentos de senos y rejuvenecimiento facial más baratos.

Keuana Weaver, una madre de Long Beach, murió en la mesa de operaciones en enero de 2021, mientras que su acompañante sufrió severos daños que le causaron una hemorragia a su regreso a Estados Unidos.

Dos meses después falleció la joven Dulce Herrera, de 24 años y residente de Arizona, tras tener complicaciones de una cirugía plástica que le practicaron en esa ciudad fronteriza.

En 2017, otra mujer hispana perdió la vida tratando de tener una mejor apariencia. Irma Sáenz, de Los Ángeles, llegó a una clínica clandestina que en Facebook se hacía llamar ‘Embellécete Grupo de Cirugía Estética’. El médico que la atendió no estaba capacitado.

Sáenz acudió sin decirle a sus familiares que se haría una liposucción y volvió dos meses después a su casa en Downey en un ataúd.

 

 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar