*Causa ajena al COVID-19

  • + Deportes

Nadadora guatemalteca anuncia su retiro y denuncia abusos

  • Por Angélica Medinilla
22 de junio de 2020, 10:06
La joven atleta confirmó que se retira del deporte y denunció que sufrió abuso psicológico, físico y sexual (Foto: Archivo/Soy502)

La joven atleta confirmó que se retira del deporte y denunció que sufrió abuso psicológico, físico y sexual (Foto: Archivo/Soy502)

La nadadora guatemalteca, Valerie Gruest, publicó un comunicado en sus redes sociales en el que informa su retiro del deporte y en el documento denunció que sufrió abuso psicológico, físico y sexual.

La atleta de 21 años y quien representó a Guatemala en los Juegos Olímpicos de Río 2016, explicó sobre sus lesiones, lo agradecida que estaba con el deporte que le abrió muchas puertas, pero enfatizó que no podía continuar guardando silencio.

"Hoy rompo el silencio y anuncio oficialmente mi retiro de la natación competitiva. Mi vida a puerta cerrada fue muy diferente de lo que fue retratado a la vista del público. Sufrí abusos psicológicos, físicos y sexuales mientras crecía, pero nunca pude hablar", escribió en cuenta de Instagram.

La atleta explicó que tuvo que superar muchas lesiones y someterse a cuatro cirugías reconstructivas.

"Mantuve mi cabeza a flote a pesar de haber sufrido un abuso insufrible y luché por mi salud mental. Llegué a mi punto de ruptura, tanto física como mentalmente, lo que me llevó a despedirme del deporte", indica en el documento.

La deportista obtuvo varias medallas de oro, plata y bronce en el Campeonato Centroamericano y de México (Camex) y Campeonato Centroamericano y del Caribe de Natación (CCCAN) en Costa Rica.

  • TE PUEDE INTERESAR:

La natación le abrió las puertas para estudiar en la Universidad del Noroeste en Estados Unidos, donde se graduó de dos carreras.

La joven quiere compartir sus experiencias personales como mujer latinoamericana, investigadora, atleta olímpica, artista y sobreviviente de abuso con quienes han pasado por situaciones similares.   

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar