• Voces

No Presidente, usted no es "protagonista"

  • Por Hugo Asencio Aragón
Jimmy Morales ganó las elecciones gracias al lema "ni corrupto ni ladrón". (Foto: Wilder López/Soy502)

Jimmy Morales ganó las elecciones gracias al lema "ni corrupto ni ladrón". (Foto: Wilder López/Soy502)

A pesar de que el Presidente Jimmy Morales asegura que ha sido “protagonista” en la lucha contra la corrupción, sus acciones no han contribuido a reducir la percepción de este flagelo en nuestro país. Esta situación pone en riesgo el apoyo económico que Guatemala recibe de la comunidad internacional.   

La semana pasada el Presidente aseguró que “la gente se da cuenta que el Ejecutivo sí ha tenido un papel protagónico en la lucha contra la corrupción”. Sin embargo, la evidencia no respalda su afirmación, pues según reveló recientemente la ONG Transparencia Internacional, en 2017 Guatemala obtuvo los mismos 28 puntos —de un total de 100 posibles— que logró en 2015 en el Índice de Percepción de Corrupción. Este punteo ubica a Guatemala entre los 40 países donde más corrupción se percibe en el mundo.

Aunque el alto nivel de corrupción que los expertos en gobernabilidad perciben en el país se debe a muchos factores, como las acciones de los diputados del #PactoDeCorruptos y de jueces que apoyan la impunidad, las acciones del Presidente Morales no han contribuido a mejorar la situación, pues, entre otras cosas, no se ha hecho responsable por haber aceptado 450 mil quetzales de sobresueldo del Ministerio de la Defensa.

El Presidente tampoco se ha posicionado como un líder a favor de la lucha contra la corrupción. Esto no solo debido a su intento fallido en agosto de 2017 de expulsar al jefe de la CICIG sino también a su falta de apoyo hacia la labor que han realizado Thelma Aldana en el MP y el fiscal colombiano Iván Velásquez al frente de la CICIG, la cual sí ha sido apoyada en repetidas ocasiones por la comunidad internacional.

Para colmo, al tener al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores a alguien que abiertamente no apoya la labor del Comisionado Velásquez, el Presidente no contribuye a que disminuya la percepción de corrupción en el país, y esto nos afecta a los guatemaltecos, pues pone en riesgo la ayuda económica que Guatemala recibe de países donantes. 

En octubre de 2017, el Congreso de Estados Unidos retiró 135 millones de dólares del presupuesto de 2018 para el Plan Alianza para la Prosperidad; para 2019, el 50 por ciento de la ayuda económica para Guatemala dependerá de que el país apoye las acciones de la CICIG y que logre resultados en la lucha contra la corrupción. Y a este paso, se ve difícil la cosa.

Señor Presidente, ríndale cuentas al pueblo por sus acciones y rodéese de gente que sí apoye el combate contra la corrupción. Así quizás contribuya a que Guatemala no siga estancada en el Índice de Percepción de Corrupción.

Más de Hugo Asencio:

25 de febrero de 2018, 18:02

Comentar
cerrar