*Causa ajena al COVID-19

  • Guate

La ceguera de Pablo Raxón no le impedirá llegar a ser periodista

  • Por Fredy Hernández
20 de octubre de 2019, 04:10

En la vida, llegan momentos en el que muchas personas se sienten aturdidas y piensan que no podrán salir de los problemas que los aquejan. Sin embargo, hay quienes encuentran el lado positivo, sonreír y ser ejemplo que los obstáculos son para derribarse.

Una de esas personas es Pablo Raxón, un joven estudiante de la carrera de Comunicación a nivel diversificado en el colegio Monte Nevado. Es una persona con ceguera, pero que ha logrado cumplir cada una de sus metas, entre ellas las académicas.

“Mi pasión por el periodismo nació desde que era niño porque a la escuela donde asistía llegaban muchos reporteros a hacer entrevistas para saber cómo nosotros vivíamos y estudiábamos. Nos entrevistaban, nos tomaban fotos, nos pasaban a hablar, creo que me fui acostumbrando a este mundo de los medios. Me escuchaba en las radios, me veían en la tele y yo me dije que quería llegar a ser locutor”, cuenta el muchacho que está en sus últimos días de práctica en el Diario de Centroamérica.

Sin embargo, al ingresar al mundo de la radio, se dio cuenta que el periodismo le atraía, por lo que solicitó hacer sus prácticas en la redacción del Diario Oficial, donde fue bien recibido y ha contado con el apoyo de los reporteros para cumplir con cada una de sus obligaciones.

Pablo se ha sentido atraído por los medios de comunicación desde su infancia.(Foto: José David Patzán/Soy502)
Pablo se ha sentido atraído por los medios de comunicación desde su infancia.(Foto: José David Patzán/Soy502)

En cobertura

Pero Pablo no va a coberturas en lugares de fácil acceso. El muchacho relató que una de sus experiencias durante este tiempo ha sido adentrarse a las obras de construcción en el paso a desnivel de la avenida Petapa y 35 calle de la zona 12.

“A mí siempre me ha gustado estar metido en todos lados. Siempre me ha gustado ir a barranquear. Gracias a Dios que mis compañeros me han ayudado. Me ha tocado andar bajo la lluvia, hace unos días estuvimos en el viaducto de la Petapa en todo ese lodazal. Ha sido una experiencia muy bonita adentrarse a lugares”, resalta.

Pablo ha decidido captar algunas fotos para evidenciar sus prácticas y mostrarlas a sus supervisores. (Foto: Cortesía)
Pablo ha decidido captar algunas fotos para evidenciar sus prácticas y mostrarlas a sus supervisores. (Foto: Cortesía)

Pablo hace las entrevistas y graba los audios en su teléfono, su herramienta más importante para diversas actividades diarias. Luego escribe sus notas en una tableta con teclado en braille que posteriormente transfiere a la computadora y lo comparte con sus editores.

Una enseñanza

José Mazariegos y Mynor Pelén han sido dos periodistas que compartieron varias coberturas al lado de Pablo, donde han aprendido más de lo que pudieron imaginar.

“He tenido el privilegio de conocer a Pablito que me ha enseñado el valor de muchas cosas, que Dios permite que tengamos y muchas veces ignoramos. Pablo con un corazón muy humilde, pero con sentidos muy desarrollados hemos podido participar en actividades de toda índole, desde un gabinete de gobierno, hasta trabajo de campo como supervisión de obras de la ciudad, lluvias y reportajes especiales”, expresa Pelén.

El estudiante tiene un gran sentido del humor y siempre se muestra positivo. Su sonrisa contagia a todos los que lo rodean. (Foto: Wilder López/Soy502)
El estudiante tiene un gran sentido del humor y siempre se muestra positivo. Su sonrisa contagia a todos los que lo rodean. (Foto: Wilder López/Soy502)

“En el tiempo que tiene de estar con nosotros, ha destacado por su forma de ser: es risueño, ameno, las veces que ha estado en cobertura conmigo las autoridades lo reconocen y lo saludan efusivamente”, destaca Mazariegos.

 

Motivador

Pablo envía un mensaje para las personas que creen que no pueden lograr sus sueños.

“En la vida no hay límites, nosotros venimos al mundo y cada uno trae un legado y por tanto estamos obligados a dejar una marca, por lo que tenemos que luchar para alcanzar nuestros sueños. Todo en la vida cuesta, mi sueño es entrar en la universidad y empezar a trabajar en este ambiente, pero eso lo voy a lograr con mi esfuerzo y empeño”, concluye.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar