06/07/2022

Promesa de Giammattei: "Vamos a hacer que los presos trabajen"

  • Por Heidi Loarca
15 de diciembre de 2021, 05:00
Durante la campaña, Giammattei prometió que las cárceles serían productivas. Dos años después del inicio de su gestión, una prisión cuenta con un modelo ya establecido y la segunda acaba de inaugurarse. (Foto: Shutterstock)

Durante la campaña, Giammattei prometió que las cárceles serían productivas. Dos años después del inicio de su gestión, una prisión cuenta con un modelo ya establecido y la segunda acaba de inaugurarse. (Foto: Shutterstock)

Cuando Alejandro Giammattei era candidato presidencial prometió, entre otras cosas, convertir las cárceles en centros productivos y no solo lugares de privación de libertad. 

OTRAS NOTICIAS: Ante incremento de casos de Covid-19 quedan prohibidas las visitas en las cárceles

“Vamos a hacer que los presos trabajen en beneficio de los guatemaltecos, hay mucho que se puede hacer en las cárceles y el preso que quiera comer tendrá que trabajar”, aseguraba el entonces candidato presidencial, Alejandro Giammattei en varios mensajes en sus redes sociales durante la campaña electoral de 2019.

Además, reforzó el compromiso con un video compartido en ese año en el que declaraba: “Hemos hablado de hacer las cáceles productivas. Por ejemplo, los colchones para las comisarías de PNC pueden ser hechas en las cáceles, la ropa de cama de los hospitales puede ser hecha en las cáceles, los escritorios de las escuelas, pueden ser hechos en las cárceles. Hay muchas cosas que se pueden hacer en las cárceles y vamos a hacer que esa gente trabaje para nosotros. El preso que quiera comer, va a tener que trabajar por nosotros, la sociedad guatemalteca”.

¿Cuánto ha cumplido?

Hasta el momento solo una prisión forma parte de la Unidad del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria (UNMGP). Se trata del Centro de Cumplimiento de Condena para Mujeres Fraijanes I, ubicado en el municipio de Fraijanes, departamento de Guatemala, que actualmente alberga a 47 mujeres privadas de libertad. Mientras que este 9 de diciembre se inauguró el Centro de Fraijanes II para varones.

En Fraijanes I se implementa el modelo de cárcel productiva. (Foto: SP)
En Fraijanes I se implementa el modelo de cárcel productiva. (Foto: SP)

Según explica el Sistema Penitenciario (SP) se hizo una selección de personas privadas de libertad del Centro de Detención Preventiva para Mujeres Santa Teresa y se trasladaron 37 reclusas a Fraijanes I.

Para que una de las privadas de libertad ingrese al programa de modelo de gestión penitenciaria, debe poseer una condena firme por delitos que no superen una condena mayor de 20 años, que no estén acompañadas de sus hijos y debe carecer de procesos disciplinarios en otro centro carcelario.

Las reclusas trabajan en la cosecha de hortalizas. (Foto: SP)
Las reclusas trabajan en la cosecha de hortalizas. (Foto: SP)

Reciben capacitación 

El UNMGP contempla programas de alfabetización y estudios de primaria y diversificado. Existe una alianza con el Instituto Técnico en Capacitación y Productividad (Intecap) desde 2020 que, según datos brindados por el Sistema Penitenciario, 54 privadas de libertad han sido capacitadas para que puedan reinsertarse en la sociedad y evitar la reincidencia delictiva. 

Parte de las capacitaciones incluye el huerto y cocina penitenciaria, en el cual las personas privadas de libertad siembran, cosechan y preparan sus propios alimentos en un ambiente controlado por las autoridades del Centro Fraijanes I. El beneficio de esto, según explican las autoridades, es que la reclusas que han recobrado su libertad, ninguna ha tenido reincidencia en hechos reñidos con la ley. 

Las privadas de libertad aprenden y trabajan en la elaboración de alimentos. (Foto: SP)
Las privadas de libertad aprenden y trabajan en la elaboración de alimentos. (Foto: SP)

Juan Carlos Golcher, director del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, asegura que a la fecha 61 mujeres han recobrado su libertad con 0% de reincidencia.

Así mismo, refiere que en Fraijanes I han sido atendidas 107 reclusas quienes han recibido programas educativos y vocacionales, computación, inglés, huertos, cocina, maquila. Solo una de las reclusas se encuentra en libertad controlada.

Ubicación de las diferentes cárceles distribuidas en todo el territorio nacional. (Gráfica: CIEN)
Ubicación de las diferentes cárceles distribuidas en todo el territorio nacional. (Gráfica: CIEN)

El hacinamiento es un problema

Según el Ministro de Gobernación, Gendri Reyes, se prevé habilitar los centros carcelarios para hombres en Matamoros y Fraijanes 2. 

“En la actualidad tenemos población en Fraijanes I con 150 mujeres que realizan trabajos para sustento propio y de reinserción, así mismo, se estarán pasando privados de libertad con delitos de extorsión a los otros dos centros carcelarios de Matamoros y Fraijanes II, donde desarrollarán labores de cero ocio, que hagan deporte, preparen su comida, sus estudios y que sus acciones sean adecuadas para su inclusión nuevamente a la sociedad”, afirmó Reyes.

Este es el centro de Fraijanes II albergará a hombre privados de libertad sindicados de extorsión. (Foto: Mingob)
Este es el centro de Fraijanes II albergará a hombre privados de libertad sindicados de extorsión. (Foto: Mingob)

El recién inaugurado centro de Fraijanes II tendrá capacidad para 200 reos. Reyes indicó que serán trasladados privados de libertad con delitos de extorsión.

Si bien, en Fraijanes I ya se implementó el programa de la UNMGP, sigue siendo el único pues no hay fecha para concretar lo declarado por Reyes.

Reforma penitenciaria 

A juicio de Corinne Dedik, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) es urgente avanzar en una reforma penitenciaria. 

En Guatemala existen 21 cárceles (5 cumplimiento de condena y 1 prisión preventiva) ubicadas en 11 departamentos. "Preocupa que los reos vivan en un desorden a lo interno de las cárceles; se dificulta el tema de la rehabilitación”, puntualiza la analista.

Hay sobre población en las cárceles del país y la mitad aproximadamente está en espera de condena. (Gráfica: CIEN)
Hay sobre población en las cárceles del país y la mitad aproximadamente está en espera de condena. (Gráfica: CIEN)

La tasa de ocupación en el Sistema Penitenciario es de 370%. Esto significa que cada espacio disponible lo ocupan cuatro personas en promedio. 

Según los cálculos del CIEN, hay 25 mil personas privadas de libertad y casi la mitad espera sentencia en prisión preventiva. De estas, el 10% no ha concluido los estudios primarios, el 46% cuenta con estudios primarios, el 42% alcanzó el nivel medio y el 2% tiene estudios universitarios. 

Según refiere Dedik, apenas el 13% de los reclusos cursa estudios formales y es importante que el resto se incluya para que puedan ser productivos y les pueda servir en el futuro al recobrar su libertad.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar