*Causa ajena al COVID-19

  • Comunidad

PDH verifica situación de niños en cárcel de Santa Teresa

  • Por Angélica Medinilla
11 de junio de 2020, 17:06
Una reclusa dio positivo a la prueba de Covid-19 en este centro de detención preventiva (Foto: PDH)

Una reclusa dio positivo a la prueba de Covid-19 en este centro de detención preventiva (Foto: PDH)

Delegados de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), acudieron a verificar la situación de las reclusas y niños que conviven con sus madres.

La PDH confirmó que una reclusa dio positivo a la prueba de Covid-19 en el centro de detención preventiva para mujeres Santa Teresa, ubicado en la zona 18 capitalina. 

De momento, se encuentran revisando los protocolos activados para prevenir contagios de niños y privadas de libertad.

La Ley del Sistema Penitenciario establece que las reclusas pueden tener a sus hijos dentro de la cárcel hasta que cumplen cuatro años. Después deben ser reunificados con sus familiares, en caso no tuvieran, el Estado entra a hacerse cargo.

En Santa Teresa, los niños se recrean en un kiosko con juegos plásticos: casas de juguete, columpios, resbaladero, sube-baja. Las presas que son madres viven en "la guardería". Esta área también se encuentra hacinada, al igual que el resto de módulos.

  • TE PUEDE INTERESAR:

En 2016, el viceministerio de prevención del Ministerio de Gobernación emitió el acuerdo 64-2016 que coloca en papel el “Modelo institucional de atención a niñas, niños y adolescentes vinculados a personas privadas de libertad y guardias penitenciarias”.

Este modelo fue impulsado por el Colectivo Artesana, una organización que trabaja proyectos para mejorar las condiciones de vida de reos y sus hijos.

Las políticas siguen en papel. Mientras tanto, las madres en las cárceles sobreviven sin los controles del embarazo, en espacios inadecuados para cuidar de sus hijos y costeando la alimentación de los niños por medio de donaciones o con ayuda de sus familiares.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar