29/09/2020

  • Guate

Personalidades revelan anécdotas de regalos de navidad fallidos

  • Por Fredy Hernández
22 de diciembre de 2019, 04:12
No siempre recibes el regalo que deseabas durante los convivios o el 25 de diciembre. (Foto: Freepik)

No siempre recibes el regalo que deseabas durante los convivios o el 25 de diciembre. (Foto: Freepik)

La navidad es la ocasión ideal para demostrar el cariño que las personas tienen hacia su familia, sus amigos, compañeros de trabajo, vecinos o conocidos. Desde hace un tiempo a la fecha se ha acostumbrado a hacer regalos como parte de la celebración.

Los niños son los que más ilusionados se muestran al esperar la llegada del 25 de diciembre para abrir sus regalos; sin embargo, a veces no suelen recibir lo que esperaban.

Soy502 consultó a algunas personalidades guatemaltecas y comparten con los lectores sus experiencias de niños, de adolescentes o de la actualidad.

Señalización

Dalia Santos, portavoz de la Policía Municipal de Tránsito de Villa Nueva, relató uno de los objetos más extraños que recibió en un intercambio de regalos, algo que definitivamente nunca esperó.

“Normalmente participo en los intercambios de regalo. Las personas que me conocen me regalan vestidos, carteras y artículo de belleza y es algo que siempre se aprecia”, expresa Santos.

“Sin embargo, en una ocasión había un paquete grande que tenía mi nombre. Cuando lo abrí era un cono de señalización, de los que se utilizan en las carreteras. Me quedé sorprendida y no sabía qué hacer, nunca esperé que alguien me regalara equipo de tránsito”, comenta “la dama del tráfico”.

 

Trencito fundido

Francisco Paez, vocalista de la agrupación Malacates Trébol Shop, reveló uno de los episodios de su infancia con un regalo que esperaba, el cual tuvo varios tropiezos para poder disfrutarlo.

“Cuando era niño, mi papá me consiguió un trencito en algún mercado, pero de plano que no era de muy buena calidad. Yo estaba feliz con mi trencito. Entonces lo empezamos a armar antes de las 7:00 de la noche del 24 de diciembre”, comienza su historia.

Ver esta publicación en Instagram

Sin dejar de ser niño ni un dìa feliz #diadelniño ❤

Una publicación compartida por Francisco Paez (@paezfrancisco) el

 

“Como a las 9:00 de la noche, mi papá lo conecta y el tren empieza a echar humo, pero como yo era niño pensé que eran los efectos. Tenía como 5 años. Todo se quemó. Mi papá lo desconectó y me quedé todo triste porque no funcionó. Pero como él era ingeniero, lo conectó con un carrito de cuerda y lo hizo andar”, describe el cantante.

“La historia me gustó porque mi papá me hizo creer que el humo era parte del tren, él con tal de agradarme, me hizo creer eso. Es uno de los recuerdos más lindos que tengo de parte de él, mi papá falleció hace varios años, pero de los recuerdos más bonitos a su lado”, concluye.

 

Las tazas de Analú

La futbolista Ana Lucía Martínez reveló que de alguna manera fue algo exigente de niña y adolescente en cuanto a los regalos que esperaba.

Ver esta publicación en Instagram

Y así las noches mágicas de Champions #MadridvsPSG #ChampionsLeague #HalaMadrid #RMFans #LuckyMe

Una publicación compartida por Ana Lucía Martínez (@analu_m) el

 

“De niña era algo difícil para que me regalaran cosas que me gustaban. Cuando hacía intercambio de regalos en los convivios del colegio o de otros lugares, no me gustaba que me dieran tazas y casualmente era lo que siempre me regalaban”, recuerda la embajadora del fútbol femenino guatemalteco en el extranjero.

“Sin embargo, con el tiempo he aprendido a ser agradecida con lo que he recibido. Al final, es el detalle lo que importa”, expresa Analú Martínez.

 

El mejor regalo

El futbolista Jean Jonathan Márquez, actual jugador de Mixco, es una persona que siempre ha disfrutado de las fiestas navideñas, con regalos materiales o no.

 

“Siempre me ha gustado la navidad porque se puede compartir con la familia. A veces había regalos y en otras ocasiones no, pero eso era lo de menos”, expresa Márquez.

“De las anécdotas que tengo es que siempre se reúnen muchos familiares que no veo muy seguido y eso es lo bonito de estas fechas”, agrega.

 

Sin tiempo para regalos

El alcalde de Mixco, Neto Bran no ha ocultado sus orígenes y ha comentado cómo desde muy joven ha tenido que apoyar a su familia para sobreponerse a las dificultades económicas en su hogar.

Ver esta publicación en Instagram

Mis tiempos como vendedor de @apple!! #TBT

Una publicación compartida por Neto Bran (@netobran_) el

 

“Mi familia y yo no estábamos acostumbrados a los regalos. Desde muy pequeño me tocó apoyar a mis padres. Normalmente nosotros aprovechábamos las fechas para ir a vender al mercado El Guarda”, cuenta Bran.

“En pocas palabras, yo no recibía regalos durante las fiestas navideñas”, concluye el jefe edil de Mixco.

 

Regalo fallido

En ocasiones no te toca recibir, sino regalar y eso también es complicado, como le ha ocurrido a Ronald Mackay. El locutor cuenta que no ha tenido buena suerte cuando le toca entregar un obsequio en los intercambios.

“Una vez me fui a comprar unas camisas para la persona que me tocó en el intercambio, era uno de los jefes y por su altura y complexión, calculé su talla en XL”, dice Mackay.

Ver esta publicación en Instagram

“Hay un agujero en mi calcetin!” No es lo que dice Woody...es lo que digo yo.

Una publicación compartida por Ronald MacKay (@ronald_mackay) el

 

Sin embargo, para su mala suerte, su amigo secreto parece haber tenido como propósito del siguiente año cambiar sus hábitos alimenticios y físicos.

“Las camisas me salieron caras, a mi consideración. A los meses que yo le había regalado las prendas, viene el hombre y se pone fit, adelgaza y se pone como talla M. Nunca lo vi usar una de las camisas que le regalé a esa persona. En otra ocasión, yo compré unos audífonos y cuando recibía mi regalo, también eran unos auriculares. Este año pensaba comprar unas bocinas bluetooth y fue lo que recibí en el convivio”, cuenta entre sonrisas Mackay.

 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar