• Política

¿Puede Donald Trump imponer tarifas a remesas de guatemaltecos?

  • Por Jessica Gramajo
23 de julio de 2019, 14:07
El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó con grabar las remesas que envíen los guatemaltecos. (Foto: Cordon Press)

El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó con grabar las remesas que envíen los guatemaltecos. (Foto: Cordon Press)

Luego de que el presidente Jimmy Morales se vio imposibilitado para convertir a Guatemala en un "Tercer Estado Seguro", el presidente de Estados Unidos (EE.UU), Donald Trump, amenazó con establecer gravámenes o tarifas a las remesas que envían los guatemaltecos, pero ¿puede realmente el mandatario estadounidense crear nuevos impuestos sin pasar por su Congreso o Senado?

Aunque la constitución de EE.UU. establece, igual que la de Guatemala, que el único que puede establecer impuestos o aranceles es el Congreso, los legisladores estadounidenses han hecho y modificado varias leyes que sí le permitirían a Trump gravar las remesas. Pero, antes debe de cumplir algunos requisitos.

  • AQUÍ TE LO CONTAMOS:

Amenaza de Trump

Durante la mañana de este martes, el presidente de Estados Unidos difundió un mensaje contra Guatemala, argumentando que "rompió" el acuerdo para convertirse en Tercer País Seguro.

"Guatemala, que ha estado formando caravanas y ha enviado a Estados Unidos a un gran número de personas, algunas de ellas con antecedentes penales. Ha decidido romper el trato que tenían con nosotros al firmar un Tercer Acuerdo Seguro necesario. Estábamos listos para ir", señala Trump en su mensaje de Twitter.

Es en este punto en el que Trump afirma que colocará tarifas a las remesas que los migrantes envían desde Estados Unidos hacia el país. "Guatemala no ha sido buena", dice el mandatario estadounidense al tiempo que señala que el dinero de los contribuyentes ya no se envía a Guatemala.

¿Puede Trump gravar las remesas?

El excanciller y constitucionalista Gabriel Orellana aseguró que Trump sí puede establecer los impuestos a las remesas debido a que el Presidente de EE.UU. es un cuasimonarca. Además, con el tiempo le han dado una gran cantidad de facultades con el propósito de frenar al Senado y al Congreso en lo relacionado con tratados internacionales.

"Han creado una especie de doctrina a la que le llaman 'actos políticos' o 'actos sustraídos del control judicial', algunos tratadistas usan el término 'escapismo judicial', que le permite al Presidente hacer estos cambios", detalló.

Abogados expertos en política exterior explicaron que para ejecutar su amenaza a Guatemala, con las modificaciones y cambios a las normativas existentes, el presidente Trump sólo tendría que alegar que la imposición de los aranceles a las remesas guatemaltecas se hace por un asunto de seguridad nacional y eso bastaría para dejar fuera al Congreso de Estados Unidos.

Pero no sería la única opción. En 1917 hubo reformas a la Ley de EE.UU. de Comercio con el Enemigo, en ella se establece que el Presidente puede establecer un arancel en tiempo de guerra, y no necesariamente tiene que estar en guerra. Fue de esta manera como el expresidente Richard Nixon estableció en 1971 un arancel del 10% y como argumento citó la Guerra de Corea.

Trump también podría argumentar que existe una emergencia nacional, así se lo faculta la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, la cual fue aprobada en 1977.

La Constitución de EE.UU. establece que sólo el Congreso puede crear impuestos y aranceles, pero no es del todo cierto. (Foto: Captura de pantalla)
La Constitución de EE.UU. establece que sólo el Congreso puede crear impuestos y aranceles, pero no es del todo cierto. (Foto: Captura de pantalla)

En 1974 se creo la Ley de Comercio, que faculta al presidente estadounidense a establecer un arancel del 15% si hay un impacto adverso en la seguridad nacional de las importaciones, pero lo limita a 150 días, al terminar ese plazo, se necesitaría que Congreso dé el visto bueno.

Sin embargo, el año pasado, Trump usó la Ley de Expansión Comercial, aprobada en 1962, para establecer impuestos a las importaciones de acero y aluminio con el fin de presionar a México y Canada para presionarlos, al primero por el tema migratorio. Pero, esta medida llegó a su fin en mayo pasado, luego que ambos países firmaron un acuerdo con EE.UU. y amenazaron con gravar también los productos estadounidenses.

Tal y como ocurrió con México y Canada, la única opción que tenía el Congreso para librarlos era aprobando un veto, pero para ello se requiere una mayoría absoluta del voto de los representantes que eliminaría los poderes del Ejecutivo.

  • NO DEJES DE LEER:

* Con información de Vox

Comentar
cerrar