• Vida

Preocupación mundial por difusión de nueva droga "zombie"

  • Por Selene Mejía
La sustancia es consumida por adictos a la heroína que no pueden adquirirla debido a que es más barata. 

La sustancia es consumida por adictos a la heroína que no pueden adquirirla debido a que es más barata. 

La cadena de noticias CNN informó, en su página web, acerca de una nueva droga llamada Krokodil (cocodrilo en ruso) o "heroína caníbal", la cual comenzó a circular recientemente en Estados Unidos. Ésta sustancia destruye los vasos sanguíneos y pudre los tejidos blandos, provocando gangrena y necrosis que le dan a sus consumidores una apariencia de "zombies".

Expertos como Rober Geller, director médico del Centro de Intoxicaciones de Georgia, explica que esta droga empieza afectando las zonas inyectadas, pues no logra disolverse en la sangre.

Se trata, según indica el doctor Abhin Singla, especialista en medicina interna y adicciones del Centro Médico Presence St. Joseph, de un tipo de heroína con efectos letales, que ya ha empezado a cobrarse sus primeras víctimas en norteamérica: Justin McGree y Chelle Francher.

Alertados por esta situación, la administración de control de Drogas (DEA) solicitó una muestra del compuesto para su análisis, lo que seguramente confirmará nuevos casos de muerte por consumo de esta sustancia. Por el momento, lo que se sabe es que es de fabricación casera y contiene una mezcla de codeína, gasolina o petróleo y comodesomorfina, que luego se inyecta en vena.

A lo largo de 2011, se estima que 100.000 rusos y 20.000 ucranianos probaron la misma, según un estudio realizado este año en la Revista internacional de Política de Drogas, provocando más de 30 mil muertes en esta región.

Investigadores afirman que la sustancia se extendió en esos países en la última década cuando ya no había heroína con la misma disponibilidad y encontraron esta nueva fórmula diez veces más barata. Ahora su uso se está incrementando entre los jóvenes del resto de Europa y Estados Unidos.

Los afectados, a menudo buscan ayuda médica en la última etapa de su adicción, terminando con graves mutilaciones, encías podridas, infecciones en los huesos, descomposición en la mandíbula, llagas y úlceras en la frente y cráneo, orejas, nariz y labios, junto a serios problemas de hígado y riñones.

Los efectos estimulantes de consumir la droga duran varios días, en los que la persona puede mostrar un comportamiento irracional y experimentar privación de sueño, agotamiento, pérdida de memoria y problemas de habla. 

 

17 de octubre de 2013, 11:10

Comentar
cerrar