08/12/2021

EEUU: Prueban con éxito brazo robótico controlado por la mente

  • Por AFP
25 de mayo de 2021, 16:25
El equipo dice agregar sentido del tacto mejora drásticamente la funcionalidad de las prótesis para cuadripléjicos. (Foto: AFP)

El equipo dice agregar sentido del tacto mejora drásticamente la funcionalidad de las prótesis para cuadripléjicos. (Foto: AFP)

Un joven sufrió un accidente automovilístico que lo dejó con una lesión grave en la médula espinal y sin poder usar sus manos y piernas. Se ofreció como voluntario para el estudio y este fue el resultado.

OTRAS NOTICIAS: Científicos estudiarán ADN de Cristóbal Colón para saber su origen

Investigadores estadounidenses publicaron un estudio en la revista Science sobre la primera interfaz cerebro-computadora del mundo que permitió a un voluntario con parálisis desde el pecho hacia abajo lograr esta misma hazaña.

El equipo dice que su trabajo demuestra que agregar sentido del tacto mejora drásticamente la funcionalidad de las prótesis para cuadripléjicos, en comparación con tener que depender solo de señales visuales.

"Soy el primer ser humano en el mundo en tener implantes en la corteza sensorial que pueden usar para estimular mi cerebro directamente", dijo a la AFP Nathan Copeland, de 34 años.

"Y luego siento como si una sensación viniera de mi mano real".

"Genial"

En 2004, Copeland sufrió un accidente automovilístico que lo dejó con una lesión grave en la médula espinal y sin poder usar sus manos y piernas.

Se ofreció como voluntario para participar en una investigación científica y hace seis años se sometió a una operación importante para que le implantaran pequeños electrodos en el cerebro.

Dos juegos de 88 electrodos del ancho de una hebra de cabello están dispuestos en "matrices" que se asemejan a pequeños cepillos para el cabello y penetran profundamente en la corteza motora del cerebro, la cual se encarga de dirigir el movimiento.

Menos de 30 personas en el mundo tienen este tipo de implantes, explicó a la AFP el coautor principal del estudio, Rob Gaunt, profesor asistente en el Departamento de Medicina Física y Rehabilitación de la Universidad de Pittsburgh.

Lo que es único en Copeland es un conjunto adicional de electrodos que están conectados a su corteza somatosensorial, que recibe y procesa sensaciones.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar