*Causa ajena al COVID-19

  • Mundo

"Rumores" y error humano han dejado 50 niños muertos

  • Por Soy502
03 de diciembre de 2019, 23:12
Algunos padres rechazan las vacunas por razones filosóficas o religiosas (Foto: El País)

Algunos padres rechazan las vacunas por razones filosóficas o religiosas (Foto: El País)

La mayoría de los niños son menores de 5 años y murieron debido a un brote de sarampión que tiene en estado de emergencia a todo el país.

El brote de sarampión que afecta a Samoa, en Oceanía, ha sido devastador. Este país del sureste del Pacífico ha registrado casi 4 mil casos de la enfermedad en las últimas ocho semanas, de los cuales 53 han resultado en muerte.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que causa tos, erupciones cutáneas y fiebre. Aunque en todo el mundo está disponible una vacuna eficaz y segura, incluso algunos países desarrollados han experimentado un resurgimiento en los últimos años.

En el caso de Samoa, las creencias sobre efectos negativos de las vacunas así como un error humano en 2018 han ocasionado rechazo de las vacunas para los niños.

¿Qué tan grave es el brote?

“La gente está nerviosa”, le dice a la BBC Sheldon Yett, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en el Pacífico.

“Samoa es un país muy pequeño y todos conocen a alguien que ha sido afectado por esto; la situación tiene un tremendo impacto en todos”, indicó sobre el archipiélago que tiene una población de unos 200 mil habitantes.

El país se declaró en estado de emergencia el 20 de noviembre. La mayoría de las reuniones públicas están prohibidas, las escuelas y universidades han sido cerradas mientras continúa la emergencia.

El gobierno indicó que el número total de casos asciende a 3,728. Tan solo desde el domingo se sumaron 198 pacientes más.

Desde la declaración de emergencia del mes pasado, se ha iniciado una campaña de vacunación masiva que ha conseguido que más de 58 mil personas recibieran la dosis.

El brote actual se debe, en parte, a que algunos padres rechazan las vacunas por razones filosóficas o religiosas, además de la propagación de falsos rumores de que están relacionadas con el autismo.

*Con información de eldiariony

Comentar
cerrar