06/05/2021

  • Mundo

Salen de una cueva en Francia: 15 personas se confinaron por 40 días por experimento

  • Por AFP
24 de abril de 2021, 09:04
Después de 40 días sin tener noción del tiempo, siete mujeres y ocho hombres de entre 27 y 50 años abandonaron el sábado una cueva de los Pirineos. (Foto: AFP)

Después de 40 días sin tener noción del tiempo, siete mujeres y ocho hombres de entre 27 y 50 años abandonaron el sábado una cueva de los Pirineos. (Foto: AFP)

Sin reloj, teléfono ni luz natural, los 15 participantes de un experimento tuvieron que acostumbrarse a los 12 grados y 95% de humedad de la cueva de Lombrives, en Ariège, en Francia, en donde permanecieron por 40 días.

__

OTRAS NOTICIAS: Alemania prevé comprar 30 millones de dosis de vacuna rusa contra covid-19

__

Después de 40 días sin tener noción del tiempo, siete mujeres y ocho hombres, de entre 27 y 50 años, abandonaron este sábado una cueva de los Pirineos, en el suroeste de Francia, donde se habían confinado voluntariamente, según comprobaron periodistas de la AFP.

Encandilados por el sol, los miembros de la expedición salieron a la luz del día alrededor de las 10H30 locales (08H30 GMT), con rostros un poco pálidos, pero visiblemente en buen estado físico.

Sin reloj, teléfono, ni luz natural, los 14 voluntarios y el explorador franco-suizo Christian Clot, quien dirigió la prueba, tuvieron que acostumbrarse a los 12 grados y 95% de humedad de la cueva de Lombrives en Ariège, generar su propia electricidad a través de un sistema de pedales, y extraer agua a 45 metros de profundidad.

Según el explorador, fundador del Human Adaptation Institute, este experimento llamado "Deep Time" ("Tiempo profundo") pretende estudiar nuestras capacidades de adaptación a la pérdida de puntos de referencia espacio-temporales, una cuestión planteada sobre todo con la crisis sanitaria.

Los voluntarios que participaron en el experimento
Los 14 voluntarios fueron conducidos por el explorador franco-suizo Christian Clot. (Foto: AFP)

A pesar de la participación de investigadores, la iniciativa es recibida con escepticismo por otros científicos que subrayan la ausencia de un marco suficientemente "riguroso". 

Pero, Etienne Koechlin, director del Laboratorio de Neurociencias Cognitivas, en la Escuela Normal Superior (ENS), que participa en las investigaciones de "Deep Time", defiende su carácter "innovador".

Los cambios tras salir de la cueva

Los datos sobre el cerebro y las capacidades cognitivas de los participantes, recogidos antes de la entrada en la cueva se compararán con los recogidos a la salida, con el fin de estudiar los cambios del sistema nervioso vinculados a este entorno excepcional.

Al igual que otros investigadores, Pierre Marie Lledo, director del laboratorio "Genes, Sinapsis y Cognición" en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), y de la unidad "Percepción y Memoria", en el Instituto Pasteur, señala la ausencia de un "grupo de control", lo que impide validar científicamente los resultados.

A su salida, los 15 participantes en la operación "Deep Time" se reunieron con sus familiares, antes de compartir su experiencia con periodistas.

Comentar
cerrar