03/10/2022

La pesadilla de una joven guatemalteca en busca del sueño americano

  • Con información de Reuters
08 de febrero de 2022, 11:29
Los jóvenes buscan mejores oportunidades que las que pueden tener en su país de origen. (Foto: Shutterstock)

Los jóvenes buscan mejores oportunidades que las que pueden tener en su país de origen. (Foto: Shutterstock)

La joven de 16 años partió de Guatemala hacia Estados Unidos en busca de un mejor futuro, pero su situación laboral es muy agotadora.

RUTAS: La nueva modalidad para el tráfico de migrantes en Guatemala

Una joven guatemalteca que dejó su país en busca de mejores oportunidades para ella y su familia le narró su historia a la Agencia Reuters. Actualmente trabaja en una planta avícola donde tiene extensas jornadas laborales.

Después de pedir prestados 10,000 dólares a los contrabandistas para que la atravesaran por México, Amelia cruzó a Arizona en febrero de 2021 y se entregó a los funcionarios de inmigración. La condujeron, dijo, desde una instalación fronteriza abarrotada hasta un albergue para menores no acompañados.

Después de aproximadamente un mes, los funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, que supervisa los refugios para niños migrantes, la entregaron a una hermana en Alabama.

Amelia es parte de un aumento actual en la migración de menores de Centroamérica a Estados Unidos, ya que los jóvenes se arriesgan a la travesía hacia el norte con la esperanza de encontrar una vida mejor para ellos y los medios para ayudar a sus familias en casa.

“Casi no hay oportunidad”, dijo Amelia, describiendo la falta de perspectivas para los jóvenes en su pueblo. “La mayoría de las personas de mi edad tienen que irse”.

Para la entrevista, la joven pidió no identificar su pueblo, la planta donde trabaja y su labor. Tampoco se ha ofrecido mayores datos sobre ella y su hermana Rosa, la mayor con quien vive en Alabama.

Ambas hermanas trabajan en Alabama, utilizando identidades falsas y fechas de nacimiento falsas obtenidas por intermediarios ilegales que falsifican u obtienen dicha documentación para los inmigrantes indocumentados.

Con esas credenciales, consiguieron empleos a través de agencias de empleo del tipo que ayudan a las plantas avícolas, al igual que las industrias en otros lugares de Estados Unidos, a reclutar personal y cumplir con el papeleo destinado a garantizar que los empleadores cumplan con las regulaciones estatales y federales.

Las hermanas con identidades falsas han encontrado una "mejor" vida en Estados Unidos, pero con trabajos que requieren de muchas horas. (Foto: Reuters)
Las hermanas con identidades falsas han encontrado una "mejor" vida en Estados Unidos, pero con trabajos que requieren de muchas horas. (Foto: Reuters)

Con la afluencia surgen preocupaciones del destino de los menores inmigrantes en Estados Unidos. A los menores no acompañados, como Amelia, se les permite permanecer en el país y son entregados a protector, generalmente familiares, mientras las autoridades migratorias resuelven sus solicitudes de refugio en el país.

Pero las autoridades luchan con un seguimiento a largo plazo para garantizar que los menores no sean absorbidos por una red de facilitadores, incluidos contratistas laborales, que reclutan trabajadores para grandes plantas y otros empleadores y, en ocasiones, han llevado a los niños a trabajos que son ilegales, agotadores y destinado a adultos.


Trabajo

Los trabajadores indocumentados han formado una parte crucial de la fuerza laboral de algunas industrias estadounidenses, desde la agricultura hasta la construcción y el procesamiento de carne.

Pero los expertos en inmigración y trabajo temen que algunas empresas y las industrias de apoyo que las atienden estén explotando el creciente número de menores inmigrantes.

“Es mucho más censurable para aquellos que aprovechan la vulnerabilidad de los menores para lucrar”, dijo Michael Felsen, un abogado que trabajó en el Departamento de Trabajo.

Amelia fue una de los 78 menores no acompañados liberados de los refugios en los doce meses que terminaron el 30 de septiembre en el condado de Coffee, en el sureste de Alabama, según muestran los datos del gobierno.

Las liberaciones fueron las más altas allí desde que el gobierno en 2015 comenzó a rastrear los datos por condado, lo que demuestra que Enterprise, con su industria avícola en auge, se había convertido en un destino de moda.

Las plantas alrededor de Enterprise ayudan a satisfacer la demanda de la proteína favorita de Estados Unidos, produciendo pollo las 24 horas del día y empleando a cientos de trabajadores por turno.

La empresa ofrece grandes oportunidades de trabajo, que es muy atractivo para los indocumentados. (Foto: Reuters)
La empresa ofrece grandes oportunidades de trabajo, que es muy atractivo para los indocumentados. (Foto: Reuters)

Las granjas avícolas cercanas, que suministran aves para las plantas, también ofrecen amplias oportunidades laborales, aunque laboriosas y mal pagadas, en su mayoría capturando aves para sacrificarlas.

La industria avícola del estado, según la Asociación de Aves y Huevos de Alabama, es responsable de 86,000 puestos de trabajo.

Más de una docena de inmigrantes y otros empleados de la industria avícola en Coffee Country dicen que los trabajadores indocumentados, incluidos menores como Amelia, encuentran trabajo regularmente en las plantas del área.

“Enterprise nos da la bienvenida”, dijo Rosa, la hermana mayor de Amelia, quien llegó a Alabama hace más de una década y ha visto crecer la comunidad de compañeros migrantes. “Los trabajos nos están esperando”.

Los inmigrantes con documentación falsa generalmente se esconden, reacios a quejarse de sus condiciones de trabajo.

Con préstamos que pagar y familias que ayudar en casa, muchos temen perder sus trabajos o, peor aún, ser deportados. Para menores como Amelia, la presión de ganar dinero rápidamente también les impide inscribirse en la escuela, lo cual es obligatorio para cualquier persona menor de 17 años en Alabama y algo que las autoridades federales buscan garantizar una vez que entregan a un niño a un patrocinador.

ofrecimiento
Camionetas con letreros que ofrecen trabajo en la localidad. (Foto: Reuters)

Falsificación

Antes de mudarse a los Estados Unidos, Amelia ya estaba acostumbrada al trabajo duro.

Para ayudar a su familia a sobrevivir, a los 11 años tomó un trabajo en una tienda de ropa, ganando alrededor de 5 dólares al día. Rosa, su hermana, para entonces estaba en Enterprise, habiendo hecho el viaje años antes. Rosa, que ahora tiene 28 años, ha tenido una variedad de trabajos, con documentación falsa, y ha trabajado en la industria avícola durante aproximadamente una década, dijo.

Ahora tiene dos hijos, ambos ciudadanos estadounidenses, pero ella misma no tiene un camino claro hacia la ciudadanía.

Amelia dijo que llegó a Enterprise en abril, luego de que Rosa enviara documentación a los funcionarios del HHS que demostraba su relación y que, de hecho, tenía una casa donde Amelia podía quedarse.

Según la política de Estados Unidos, los menores no acompañados pueden ser entregados a la familia incluso si el pariente se encuentra ilegalmente en el país.

Rosa también envió a las autoridades unos 800 dólares para el pasaje aéreo a Alabama desde Arizona, donde Amelia se alojaba en un refugio después de llegar a Estados Unidos. Las autoridades pusieron a Amelia en un vuelo.

En Enterprise, muchos trabajadores centroamericanos se conocen por los nombres falsos que usan en sus lugares de trabajo. A veces, si una identificación falsa caduca o presenta un problema, los trabajadores cambian de nombre repentinamente.

“Significó que su identidad falsa anterior dejó de funcionar”, dijo un exgerente de una planta avícola local, un ciudadano estadounidense que habló bajo condición de anonimato.

Para junio, Amelia estaba acostumbrada a su nuevo trabajo.

Durante turnos de ocho horas, cinco o seis días a la semana, trabaja en el suelo de una planta gélida. Es un trabajo que aturde la mente y huele mal, dijo, pero por cada hora de salario, 10 dólares, gana el doble de lo que ganan sus amigos y familiares en un día.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar