• Comunidad

"Tita", la emprendedora cuya herramienta de trabajo son los patines

  • Por Gustavo E. Méndez
09 de septiembre de 2018, 05:09

"He trabajado en varias empresas, pero creo que mi problema siempre fue que no me agradaba tener alguien que me dé ordenes, así que decidí ser mi propia jefa y administrar mejor mi tiempo haciendo lo que sé y me gusta", así explica Conchita Luján cómo inició su propio negocio de mensajería en la ciudad. 

Para Luján no tener empleo formal no es impedimento para ganar dinero de forma honrada y su experiencia con los patines le abrió los ojos para establecer su negocio. Ya pasó un año desde que colocó su primera publicación en Facebook sobre sus servicios y desde entonces todo ha mejorado. 

Conchita Luján aprendió a patinar desde los 6 años de edad. (Foto: Wilder López/Soy502)
Conchita Luján aprendió a patinar desde los 6 años de edad. (Foto: Wilder López/Soy502)

Así es como se hace publicada en las redes sociales. (Foto: captura pantalla)
Así es como se hace publicada en las redes sociales. (Foto: captura pantalla)

  • MIRA:

Sus jornadas

Luján de 25 años inicia su jornada muy temprano, revisa su celular y ordena su agenda con los pedidos de los clientes, se organiza de tal forma para cumplir con los mandados, incluso más alejados de la zona 1, lugar donde comenzó a trabajar. 

Conchita puede transportar desde paquetes hasta comida de lugares que no tengan servicio a domicilio. (Foto: Wilder López/Soy502)
Conchita puede transportar desde paquetes hasta comida de lugares que no tengan servicio a domicilio. (Foto: Wilder López/Soy502)

"Ahora me expandí a otras zonas, atiendo mensajería en zona 2 y 4 especialmente, pero si me piden entregar algo hasta en la Roosevelt y en la Pradera en la zona 10 claro que lo hago, aumenta un poco el precio, pero si lo hago, de hecho ya he ido", expresa. 

Para Conchita el tráfico no es impedimento y aunque hace su día a día con precaución, argumenta que es mejor incluso que ir en bicicleta, "puedo entrar al banco, hacer pagos y trámites sin pensar en donde dejo la bicicleta y si se la pueden robar", dice. 

  • ASÍ SE DESPLAZA POR LA CIUDAD...

 

 

Sus mandados van desde los 25 a los 40 quetzales, pero si la distancia es larga o esta lloviendo el costo aumenta un poco.  De hecho actualmente junta dinero para comprar otros patines ya que los que posee se encuentran bastante usados.

Su familia 

Luján tiene dos hijos, los cuales viven en la mayor parte del tiempo con el padre de ellos, "yo los veo cada fin de semana, y les logro comprar sus cosas con lo que saco de la mensajería, esto no es mucho, pero me garantizo un poco más del sueldo mínimo", argumenta. 

Luján no le teme al tráfico ni a las largas distancias para hacer su trabajo. (Foto: Wilder López/Soy502)
Luján no le teme al tráfico ni a las largas distancias para hacer su trabajo. (Foto: Wilder López/Soy502)

Para Luján sus hijos son su mayor motivación, "hay muchos que piensan que al no tener una moto o un carro es imposible trabajar, yo estuve en Uber y todo, pero me gustó hacer más mi trabajo con patines", recuerda. 

¿Cómo contactarla?

Conchita explica que puede hacer mensajería con casi todo lo que quepa en su mochila y sea fácil de movilizar en sus manos.  

Además de habilitar un número telefónico para contactarla (5624 5686) también habilitó su propia página en Facebook llamada Multiservicios Tita, donde explica un poco más sobre los servicios y sus productos. 

Comentar
cerrar