CODECA y los bloqueadores fresas

CODECA y los bloqueadores fresas

Publicado hace 10 meses.

Daniel Haering

Vienen cuentazos calibre Magnitsky

Somos claramente un país con la justicia intervenida. La comunidad internacional, especialmente Estados Unidos, está por la labor de disciplinar a nuestra clase política por la vía penal.Los excesos cometidos durante décadas los hacen vulnerables hasta límites cómicos. No queda uno que no tenga cola machucada, al que se le puedan buscar las cosquillas.Esta apisonadora no se detiene. El intento de revertir las cosas, encabezado por Jimmy Morales, resultó ser una gigantesca patada de ahogado.Iván sigue, los casos siguen, los

Daniel Haering

No son mis "hijos de p..."

Me niego a elegir entre mafiosos autoritarios solo porque a alguien se le ocurrió colocar a unos y a otros a la diestra o la siniestra del espectro político. Lo mismo me da que me da lo mismo cuando de podredumbre antidemocrática se trata.Me niego a esa lógica mediocre del “es un hijo de p…. pero es nuestro hijo de p….” que célebremente pronunció Roosevelt describiendo a Tacho Somoza, el famoso dictador nicaragüense.Y es que dime qué ideología tienes y

Daniel Haering

No quiero estar contigo

Pereza me da tu presencia. Me recuerda de dónde venimos y me dice poco hacia dónde vamos. Me da, de hecho, cierta desazón. Quizá sea imposible que nos libremos de convivir contigo, de que pase lo que pase, siempre salgas ganando.Va a tener que ser contigo ¿verdad? Algo harás para reinventarte, para entender hacia dónde va la marea y capear el temporal. Demasiado astuto, demasiadas conexiones cuidadosa, pacientemente construidas y debidamente aceitadas por décadas no se van sin más.Sospecho que

Daniel Haering

Recordando el mensaje de Rosenberg

En estos días me he encontrado a mí mismo escuchando de nuevo el video de Rodrigo Rosenberg. Pese a todo lo que sabemos sobre este caso (y todo lo que no sabemos pero sospechamos) no deja de impresionarme la energía del mensaje y la actualidad del mismo.Para los que estuvimos en las manifestaciones de 2009, el de Rosenberg era un llamado a rebelarse contra una cueva de ladrones que se hacía evidente corroía (y corroe) el Estado.El proceso 2015 recogió
cerrar