Salvador Biguria

Los hombres debemos cambiar #YoTambién

La violencia sexual contra mujeres no es un problema reciente en Guatemala. Lo que sí es nuevo es que más mujeres se están atreviendo a contar sus historias de abuso, y eso da mayor visibilidad a la dimensión y cercanía del problema. No nos escapamos de lo que parece ser una epidemia mundial, como lo están evidenciando los movimientos #YoTambién y #TimesUp.He estado consciente de la tragedia que muchas niñas y mujeres viven en Guatemala, sea por violaciones, embarazos de

Salvador Biguria

Audición selectiva frente a los mensajes de Washington

Nos guste o no, los vínculos de nuestro país con los Estados Unidos son incuestionables e ineludibles. Ese país ha sido el destino principal de nuestra tragedia migratoria, tragedia que hoy envía recursos que son uno de los pilares que sostienen nuestra economía. Además, es uno de nuestros aliados comerciales más importantes, y debido a nuestra ubicación, siempre existirá un interés geopolítico por el istmo centroamericano. Nos lo han dicho 1,2,3... 10 veces a través de múltiples interlocutores. Sin embargo, todavía

Salvador Biguria

No dejemos pasar la oportunidad

El miércoles 20 de septiembre asistí a la plaza, no por ser izquierdista, ni porque crea que quienes no fueron están a favor de la corrupción en nuestro país.El #20S, la población dio un mensaje claro en cuanto a su cansancio de la corrupción y del deseo de cambio de nuestro sistema de partidos políticos y representantes. No quiero entrar en el debate de si era paro o manifestación. Yo participé ya que consideraba que era importante mandar un mensaje

Salvador Biguria

Una reflexión colectiva en medio de la crisis interminable

El calvario en el Roosevelt, la tala de árboles del aeropuerto, la tragedia en el Hogar Seguro, los interminables casos de corrupción y ahora, el revuelo desatado por el presidente…Como guatemalteco, me duele enumerar las situaciones que nos han conmocionado recientemente. Ante lo que parece ser una crisis interminable, hemos buscado ansiosamente alguna luz que nos ilumine un rumbo positivo para el país. La realidad es que los únicos que podemos generar esa luz somos nosotros mismos, los guatemaltecos.Para que
cerrar