Ayuda a Brandon, un joven que no pierde la esperanza de escuchar

A Brandon le gusta pintar y es un excelente dibujante. (Foto: cortesía)

A Brandon le gusta pintar y es un excelente dibujante. (Foto: cortesía)

“Tuve un embarazo normal y la enfermedad de mi hijo es causada por una negligencia médica”, dice Lucrecia Marroquín mientras cuenta la historia de su hijo mayor, Brandon David Jurado Marroquín.

Lucrecia ha pasado 19 años luchando, tocando puertas, pidiendo ayuda y rezando. Ella asegura que está haciendo todo el esfuerzo posible para que su hijo pueda valerse por sí mismo y tener una vida normal a pesar de que él nació con sordera bilateral profunda.

El primer embarazo de Lucky se desarrolló perfectamente; pero, al momento de dar a luz, los médicos aseguraron que debía intentar tener a Brandon por parto natural. Luego de varias horas de trabajo, los doctores decidieron hacer una cesárea que provocó en el recién nacido una asfixia perinatal. Esto afectó la audición del pequeño.

Desde que Brandon tenía 4 años, su madre tocaba puertas para recaudar fondos y lograr el implante coclear que ahora ha sido donado.
Desde que Brandon tenía 4 años, su madre tocaba puertas para recaudar fondos y lograr el implante coclear que ahora ha sido donado.

Conforme pasaron los meses, la madre de Lucky notó que Brandon no reaccionaba a los sonidos. Lucrecia se negaba a creerlo, pero luego de varios exámenes el niño fue diagnosticado.

“Es una operación muy costosa y no me he cansado de pedir ayuda y tocar puertas para que mi hijo pueda escuchar”, afirma la madre con lágrimas en los ojos. Hoy, 20 años después, la familia Jurado Marroquín ha recibido “una noticia maravillosa”: un donativo para el joven.

Brandon es un luchador, pero ha sido un proceso muy duro para él, ya que la integración en la adolescencia fue lo más difícil.
Lucrecia Marroquín
, madre de Brandon.

Un médico extranjero ha tramitado la ayuda con una empresa internacional llamada Coclear, la cual ha donado los implantes y ha conseguido la ayuda para realizar la operación para Brandon.

“No fue en mi tiempo, fue en el tiempo de Dios. Dicen que es mejor hacer este tipo de cirugías cuando son bebés o niños pequeños, pero yo confío en que mi hijo podrá hablar y tener una vida normal”, dice Lucky, quien también afirma que ha sido un proceso duro y que le llevó 15 años aceptar que tenía un niño especial.

Necesita de una última ayuda

Brandon deberá viajar a Estados Unidos, donde se realizará la cirugía que hasta el momento no tiene fecha. Sin embargo, necesita fondos para que la operación se lleve a cabo, así como para tramitar visas, cuidados posoperatorios y estadía en dicho país mientras se realiza el implante.

Si quieres ayudar a la familia, puedes hacer donativos a las cuentas a nombre de Brandon David Jurado: Banco Industrial 144-50-09014 y Banrural 4033256952. También te puedes comunicar con Lucrecia, quien hace pasteles para recaudar fondos, al 4150-6168.

19 de julio de 2017, 06:07

cerrar