El candidato que (casi) no tiene quien lo escuche

Por Juan Manuel Vega
El partido de fútbol del campeonato del barrio La Esperanza, Cobán, Alta Verapaz, del mediodía del domingo va 3 a 0. A la par del campo está instalado un escenario y un camión con bocinas. Es un domingo normal, excepto por la música . El equipo de Alejandro Giammattei tiene todo preparado para un mitin que debió empezar a las 12:50 horas, pero ya ha pasado media hora y falta lo más importante: el público, nadie ha llegado aún ha escuchar al candidato.  
En el lugar donde Giammattei iba a dar su discurso se jugaba un partido de fútbol a la misma hora. (Foto: Wilder López/soy502)
 Cobán, Alta Verapaz es uno de los municipios más poblados del país. Tiene 250 mil habitantes y, de ellos, 95 mil 249 están habilitados para votar el próximo 6 de septiembre. Giammattei y su equipo han elegido hacer una rápida visita al mercado y luego dirigirse al barrio La Esperanza, uno de los sectores más pobres de Cobán.  
La presencia de personas del lugar para escuchar a Giammattei fue mínima. (Foto: Wilder López/Soy502)
 Giammattei llega con dos horas de atraso, en una caravana de unos 10 vehículos. Todos particulares, con banderas y mantas con el rostro del candidato a la presidencia. Se baja del vehículo en el que se transporta y es entrevistado por periodistas locales por más de media hora.  Frente al escenario, el campo sigue vacío. El partido de fútbol ya terminó. El animador se esfuerza por invitar a los vecinos para que acudan a escuchar el mensaje de Giammattei. Finalmente se agrupan unas 35 personas, la mitad son niños.  
Giammattei decidió no subir a la tarima que le tenían preparada, incluso no quería usar el micrófono aunque finalmente accedió. (Foto: Wilder López/Soy502)
 Cuando Giammattei se acerca a la tarima los niños están entregados a las pelotas plásticas que están regalando. Al candidato se le ve molesto, pide que dejen de regalar las pelotas y se rehúsa a subir a la tarima. Incluso, no quiere usar el micrófono aunque finalmente accede.   
Giammattei llegó en una caravana de unos diez vehículos que antes recorrió el centro de Cobán, Alta Verapaz. (Foto: Wilder López/Soy502)
 El discurso es breve, cerca de 12 minutos. Hace un llamado a cambiar el país, a terminar de despertar. “Un periodista me dijo que Guatemala ya despertó y yo le dije: Un ojo ha abierto, nada más“, asegura en alusión a las marchas de protesta contra la corrupción.  
Al finalizar el mitin, los organizadores lanzaron dulces a los niños que estaban en el lugar. (Foto: Wilder López/soy502)
 En su discurso no hay ninguna propuesta concreta. Se dice distinto a los demás y critica a los anteriores gobiernos y los políticos que han sido corruptos. También tiene palabras de criticas para los medios de comunicación, a los que acusa de tener intereses de beneficiar a otros candidatos y los culpa, también, de la situación del país. “Los políticos no somos los únicos culpables“, asegura.  Al finalizar se retira del lugar, algunas personas se acercan a hablarle. “Si yo pudiera votar, votaría por usted“, le dice una niña de unos 11 años. Algunas personas se acercan a tomarse fotos con él y también los dos periodistas que le entrevistaron a su llegada y le piden dinero. Giammattei saca la billetera y les muestra que no tiene dinero y no les da.  
Alejandro Giammattei busca por tercera vez la Presidencia de la República. (Foto: Wilder López/Soy502)
 Luego, sube a su vehículo y se retira. Van a almorzar en el restaurante del candidato a alcalde de Cobán. Mientras tanto, los niños que estuvieron en el mitin siguen recogiendo los dulces que han tirado, como que si fuera una piñata.  
29 de Agosto 2015, 07:00 pm