Danny Granger protagonizó el gran traspaso de la temporada de la NBA

Danny Granger formó parte de los Pacers de Indiana durante nueve temporadas. (Foto: Ron Hoskins/AFP)

Danny Granger formó parte de los Pacers de Indiana durante nueve temporadas. (Foto: Ron Hoskins/AFP)

El plazo oficial de traspasos en la NBA se cerró sin que se diese ningún de interés de importancia, de cara al potencial de cada equipo y los que se completaron fueron todos de jugadores secundarios con la excepción del escolta-alero Danny Granger.

El jugador que hasta hace dos temporadas era franquicia con los Pacers de Indiana hoy fue enviado a los Sixers de Filadelfia, que dieron a cambio al alero Evan Turner y al pívot Lavoy Allen.

Los Sixers, que antes ya habían llegado a otro acuerdo con los Cavaliers de Cleveland para traspasar al pívot Spencer Hawes, recibirán de los Pacers los derechos de selección de la segunda ronda del sorteo universitario del 2015.

Granger, que no pudo jugar la pasada temporada debido a las lesiones, se ha encontrado con el resurgir en plan estrella del alero Paul George, que es la gran figura de los Pacers, y también un desarrollo espectacular del escolta Lance Stephenson, que le han quitado su condición de jugador franquicia.

De hecho, Granger, de 30 años, en lo que va de temporada ha disputado 29 partidos y dos sólo como titular, con unos promedios de 8,3 puntos y 3,6 rebotes.

Los Lakers de Los Ángeles también tuvieron actividad, pero centrada sólo en el base Steve Blake, que fue enviado a los Warriors de Golden State por los reservas Kent Bazemore y MarShon Brooks.

Blake ya no tenía espacio con los Lakers ante la gran labor que está haciendo el base Kendall Marshall, mientras que con los Warriors puede darle descanso al titular Stephen Curry.

Otro base veterano, Andre Miller, que ha vivido una auténtica pesadilla con el entrenador de los Nuggets de Denver, Brian Shaw, tendrá nueva oportunidad con los Wizards de Washington.

Todos los traspasos han estado orientados más hacia el apartado económico de ver cómo hacían más espacio en su tope salarial de cara al mercado de los agentes libres que en el impacto deportivo.

De ahí que jugadores como el ala-pívot español Pau Gasol, de los Lakers de Los Ángeles; el pívot turco Omer Asik, de los Rockets de Houston; el base Rajon Rondo, de los Celtics de Boston, y el alero sudanés Luol Deng, de los Cavaliers de Cleveland, sigan con sus respectivos equipos, a pesar que estaban en la lista de los transferibles.

21 de febrero de 2014, 12:02

cerrar