Dilma Rousseff a un paso de dejar la presidencia en Brasil

La Cámara Baja de Brasil aprobó el juicio político contra Dilma Rousseff. (Foto: EFE)

La Cámara Baja de Brasil aprobó el juicio político contra Dilma Rousseff. (Foto: EFE)

La presidenta brasileña Dilma Rousseff perdió el pulso en la Cámara Baja. Los diputados opositores decidieron darle trámite al juicio político, por lo que está a un paso de ser separada de la primera magistratura de ese país.

Las acusaciones formuladas por la oposición dicen que Rousseff incurrió en maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar presupuestos sin el visto bueno del Congreso y acumular deudas y contratar créditos con la banca pública, pese a que la legislación lo prohíbe.

Todo eso, según la parte acusadora, constituye "delitos de responsabilidad", que la Constitución brasileña contempla entre las causas que pueden llevar a la destitución de un mandatario.

La votación fue nominal y cada uno de los 513 diputados fue llamado a manifestarse frente a un micrófono. Al final, 342 parlamentarios avalaron que el expediente pase al Senado.

En caso de que el Senado lo avale, Rousseff permanecerá alejada del cargo por un máximo de 180 días, durante los cuales se llevará adelante el juicio político.

En ese lapso, asumirá de manera interina el vicepresidente Michel Temer. Luego, si Rousseff es condenada, Temer asumirá en forma definitiva hasta que termine el mandato, en 2018, y Rousseff quedará impedida de ejercer cargos electivos por ocho años.

Mientras los políticos llevaban a cabo la votación, en las calles de Brasil se efectuaban manifestaciones de opositores y afines a Rousseff.

Paradójicamente, según la Organización No Gubernamental Transparencia Brasil, el 60% de los miembros del Congreso tienen causas pendientes con la Justicia. En la lista de los políticos involucrados en el Caso Petrobras se encuentran el presidente del Congreso, Eduardo Cunha y el del Senado, Renan Calheiros.

 

17 de abril de 2016, 20:04

cerrar