En el Día de la Concienciación del Autismo el mundo se viste de azul

Según Ban Ki-moon, los niños autistas, con diferentes capacidades de aprendizaje, deben ir a escuelas comunes y especializadas para cambiar las actitudes y promover el respeto de la sociedad.

Según Ban Ki-moon, los niños autistas, con diferentes capacidades de aprendizaje, deben ir a escuelas comunes y especializadas para cambiar las actitudes y promover el respeto de la sociedad.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó hoy a la comunidad internacional, en el Día Mundial de la Concienciación del Autismo, a "apoyar programas de educación, oportunidades de empleo y otras medidas" para crear un mundo más "inclusivo" con las personas autistas.

El autismo, condición que se manifiesta durante los tres primeros años de vida, hace que quienes lo padecen no establezcan contacto verbal y afectivo de la misma forma que el resto de la gente.

Este trastorno, afecta a 1 de cada 150 niños nacidos en el mundo, es muy variado y va desde el autismo completo, de Kanner, hasta el trastorno de Asperger o autismo leve.

El secretario general recordó que el Día Mundial del Autismo es una oportunidad para renovar el compromiso con los autistas y aprovechar el "potencial" que estas personas tienen, informó una nota de prensa de Naciones Unidas.

"En estos momentos con grandes restricciones económicas, los gobiernos deben seguir invirtiendo en personas autistas porque cuando se les potencia nos beneficiamos las generaciones actuales y futuras", subrayó el máximo responsable de la ONU.

Incluso en los países que reconocen los derechos, apuntó el secretario general, todavía se tiene que luchar por los servicios básicos.

Para conseguir una sociedad que tenga en cuenta a los autistas, la educación y el empleo son "esenciales", continuó Ban, ya que, las escuelas conectan a los niños con sus comunidades y el empleo a los adultos con la sociedad.

02 de abril de 2014, 11:04