Un fotógrafo invidente cubre los Juegos Paralímpicos Río 2016

Joao Maia perdió la vista a los 28 años por una uveítis,  por lo que no ve en  ambos ojos y solo distingue algunos colores si está lo suficientemente cerca. Pese a este incidente, optó por no rendirse y seguir con lo que más le apasionaba: la fotografía. Es así como llega a ocupar un puesto como fotógrafo para cubrir los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

“No necesito ver para fotografiar, tengo los ojos en el corazón”, refirió en una oportunidad al ser consultado sobre su deficiencia en una profesión totalmente visual.

Maia trabaja gracias a Ricardo Rojas y Leonardo Eroico, quienes impulsan el proyecto Superación-2016. Ellos son sus ojos al momentos de subir a la tribuna de fotógrafos.

Con respecto a cómo hace las capturas, el fotógrafo confesó que trabaja con sus otros sentidos. Puede escuchar los latidos del corazón de los corredores, los pasos, las palmadas y así sabe cuando está listo para disparar.

Además, reconoció que si bien existe un nivel de dificultad, eso no le hace querer retirarse de lo que considera su profesión.

Joao

*Con Información de Lucia Calderón Portugal/Clases de periodismo 

13 de septiembre de 2016, 19:09

cerrar